Ciudad de México.- Todo parece indicar que debido a la pandemia de Covid-19, México podría tomar un respiro en el tema de sanciones comerciales por la falta de estrategia en el combate al tráfico ilegal de pez Totoaba y la conservación de la vaquita marina en el Alto Golfo de California.

El Comité Permanente de la CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres), analiza la posibilidad de cancelar, posponer o realizar vía remota la reunión número 73 de su Comité Permanente programada del 5 al 9 de octubre, en Ginebra, Suiza.

En este encuentro, se tenía planeado votar una resolución contra México que contempla la prohibición de vender al exterior productos o subproductos de especies protegidas como aletas de tiburón, trofeos de caza de borrego cimarrón o venta de madera de caoba.

En las próximas semanas se definirá el futuro de la reunión del Comité Permanente de la CITES, después de una consulta que se realiza a sus 183 países miembros.

En agosto de 2019, México logró en el último minuto y luego de intensas negociaciones pasar para este año la votación en el Comité Permanente, bajo la promesa de entregar cada seis meses un reporte sobre los avances en la eliminación de la pesca ilegal de Totoaba y la protección de la vaquita marina.