México.- México evaluará el impacto de una resolución de la Corte Suprema de Estados Unidos que abre la puerta a la restricción de solicitudes de asilo de inmigrantes, con la que no coincide, dijo el jueves el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

El miércoles, la Corte Suprema estadounidense aceptó una solicitud del gobierno del presidente Donald Trump para hacer cumplir plenamente una nueva norma que restringe las solicitudes de asilo de inmigrantes en la frontera con México, un elemento clave de sus políticas de línea dura.

"Nosotros tenemos en México una política muy distinta a esa y no vamos a variar esa política", dijo Ebrard durante la conferencia matutina del presidente, Andrés Manuel López Obrador. "No coincidimos, nosotros tenemos otra política", subrayó el canciller.

Ebrard afirmó que Estados Unidos debe hacer "muchísimo más" para frenar el tráfico de armas hacia México y dijo que el objetivo no sólo es reducir el ingreso de armamento sino congelarlo.

Por otra parte, el canciller calificó como exitosa su reunión de esta semana con funcionarios estadounidenses y anunció que el Gobierno mexicano publicará cada mes un reporte de cuántas armas incautadas en el país proceden de Estados Unidos.

El gobierno de "Estados Unidos tiene que hacer muchísimo más (contra el tráfico de armas). Lo que están haciendo es muy poco o casi nada. México va a estar exigiendo las acciones que Estados Unidos debe tomar, en reciprocidad a las que México está tomando", señaló.

Recordó que desde julio pasado propuso puntos fronterizos para evitar tráfico de armamento y se detectó que el 41% de armas que proceden de Estados Unidos son de Texas.