Ciudad de México.- En México se estima que hay alrededor de 2.3 millones de trabajadores domésticos, en la mayoría mujeres, muchas en situación de vulnerabilidad, indígenas, y del área rural, y el 97 por ciento trabajan en condiciones de informalidad, destacó la Oficina Internacional del Trabajo (OIT).

Este 3 de julio, el gobierno mexicano depositó ante la OIT el instrumento formal de ratificación del Convenio sobre las trabajadoras y los trabajadores domésticos, conocido como Convenio 189, con el cual se compromete a promover el trabajo decente para este sector.

Con ello, México pasa a ser el trigésimo Estado miembro de la OIT y el decimoséptimo Estado miembro de la región de las Américas que ratifica el Convenio. “Con este Convenio México ha ratificado 81 Convenios Internacionales del Trabajo”. La OIT estima que hay más de 67 millones de trabajadores domésticos en el mundo.

En muchos países estos trabajadores están excluidos de las protecciones establecidas en la legislación nacional laboral, así como del acceso a la seguridad social y servicios de salud, incluso de la protección de la maternidad, detalla el comunicado.

El Convenio 189 reconoce explícitamente que el trabajo doméstico es trabajo y prevé que los Estados deberían extender los mismos derechos a los trabajadores domésticos que aquellos que gozan el resto de los trabajadores. Mediante la ceremonia virtual, la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde fue la encargada de hacer la entrega de forma virtual al director general de la OIT, Guy Ryder.