México.- Mientras en diferentes partes del mundo especialistas inician pruebas de vacunas para atender la pandemia de coronavirus, en México no existe la infraestructura adecuada para garantizar la refrigeración de las que ya existen y son utilizadas y conocidas, como la de la influenza.

Un reporte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) ve como un “riesgo de seguridad nacional” que ninguna de las 32 entidades cuente con cámaras frías certificadas para conservar vacunas de males prevenibles.

En la auditoría de cumplimiento realizada el año pasado al programa de Reducción de Enfermedades Prevenibles por Vacunación del Centro Nacional para la Salud de la Infancia y la Adolescencia (Censia), la ASF dictaminó que la falta de certificación de las cámaras de red de frío “puede ocasionar un problema sistemático, al no asegurar las condiciones óptimas de las vacunas”.

La red de frío es el sistema logístico que comprende los recursos humanos, materiales y financieros necesarios para llevar a cabo el almacenamiento, conservación y transporte de las vacunas en condiciones óptimas de temperatura desde el lugar de fabricación hasta el sitio donde las personas son vacunadas.

En el informe de la auditoría realizada al Censia, emitido en junio de 2019, la ASF reportó que dicho centro emitió, el 15 de agosto de 2018, un documento denominado Diagnóstico sobre la Red de Frío 2018, según el cual ninguna entidad federativa cumplió al ciento por ciento los parámetros previos a la certificación de las cámaras frías para la obtención de licencia sanitaria.