Los mexicanos generamos cada vez más residuos sólidos. Se estima que una persona genera 0.86 kilogramos diarios, y en total, desechamos más de 44 millones de toneladas al año. Esta cifra llegaría a 65 millones de toneladas en 2030, según el documento Visión nacional hacia una gestión sustentable: cero residuos de la Semarnat.

La Ciudad de México produce 16% del total de residuos sólidos en el país, le sigue el Estado de México con 13%, Jalisco (7%) y Veracruz (6%). A pesar de que la generación de basura va en aumento, México es líder en materia de reciclaje.

El país recupera 56% de los envases de PET enviados al mercado, por encima de Estados Unidos, Brasil y Canadá, según Ecoce. No obstante, cabe destacar que solo 5.1% de los residuos que se generan son envases y empaques de plástico.

Una de las tareas pendientes es impulsar la separación de basura en los hogares mexicanos, ya que actualmente, solo 44% de la población separa sus residuos.

Por ello hay iniciativas como la del diputado Javier Hidalgo Ponce, de Morena, para incorporar a la Constitución los servicios públicos de limpia, recolección, traslado, tratamiento y disposición final de residuos, bajo los principios de reducción, reutilización y reciclado. La propuesta plantea un impuesto o multa para los particulares, domicilios y empresas que no separen sus residuos.