México.- Del año 2000 a la fecha, 148 periodistas han sido asesinados, con lo que México se coloca como el país de Latinoamérica con mayor número de homicidios en este sector, y por lo tanto, el ejercicio del periodismo se debe considerar una actividad de alto riesgo, afirmó la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Este 7 de junio se conmemora el Día de la Libertad de Expresión, por lo que la CNDH recordó que éste es un derecho esencial de cualquier democracia, y ejercerlo plena y libremente demanda condiciones adecuadas para periodistas y medios de comunicación, lo que incluye garantizar su seguridad.

El organismo señaló que los estados con mayor cantidad de asesinatos de periodistas son Veracruz con 22; Tamaulipas que registra 16 casos, al igual que Guerrero y Oaxaca; y Chihuahua con 14 homicidios contra la prensa.

El presidente de la Comisión, Luis Raúl González Pérez, aseguró que las autoridades no han sido capaces de implementar políticas públicas que permitan vislumbrar que la violencia contra el gremio.

Además, señaló que, a través de un análisis realizado por la institución, en cerca del 90% de los casos existe impunidad, y que la cifra se eleva a 100% cuando se trata de periodistas desaparecidos y atentados a medios de comunicación.

La CNDH lanzó la campaña “Con violencia no hay libertad de expresión” que tiene por objetivo concientizar sobre la importancia que este derecho, las agresiones diferenciadas que sufren las mujeres periodistas y la necesidad de procuración de justicia en cualquier tipo de crímenes en su contra.

Hasta ahora, este esfuerzo de la Comisión se ha presentado en la Ciudad de México, Tijuana, Veracruz, Zacatecas, Saltillo, Reynosa y en Tuxtla Gutiérrez.

“La prevención de las agresiones contra comunicadores, la investigación de los delitos cometidos en su contra y la sanción contra quienes los cometen, constituyen tres eslabones clave para reducir la violencia contra gremio”, enfatizó González Pérez.