Ciudad de México.- En México se está viviendo “uno de los momentos más complejos y peligrosos” de la pandemia de covid-19, advirtió Cristian Morales, representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en México.

El especialista destacó que varias entidades federales están avanzando hacia el pico de la curva de casos, otras ya se encuentran ahí, y hay algunas en las que el número de casos ha empezado a descender pero todavía están muy cerca del pico.

“Entonces tenemos justamente una situación en donde el foco tiene que ser para la población respetar las medidas de sana distancia que dicta la semaforización en rojo que caracteriza a todas las entidades del Estado mexicano”, dijo Morales en conferencia de prensa.

“Y, por supuesto, también del lado de las autoridades – de la autoridad de salud a nivel federal y a nivel estatal– hacer todos los esfuerzos posibles para salvar vidas”, explicó, de acuerdo con un comunicado emitido por la ONU.

Avalan el semáforo

Por su parte, el doctor Jean-Marc Gabastou, asesor de emergencias para la misma Organización, enfatizó en la misma rueda de prensa que el sistema de semáforo que tiene implantado el país “es el adecuado porque es fidedigno de la situación en tiempo real y de las tendencias” de la enfermedad lo que ayuda en la toma de decisiones.

El país cuenta hasta ahora más de 14 mil defunciones, mientras la región de las Américas está siendo el epicentro mundial de la pandemia de covid-19: “Tenemos en este momento a nivel mundial alrededor de siete millones de casos de los cuales la mitad han sido generados aquí en la región de las Américas. Nos acercamos también lamentablemente a 200 mil fallecidos en la región”, comentó Morales, de la OMS y OPS.

El país tiene que mejorar

Gabastou destacó las medidas tempranas tomadas por México permiten que el sistema de salud del país siga siendo resiliente. Pero fue preciso en que el país tiene que mejorar.

“Al día de hoy, tácticamente 50 mil casos positivos han sido detectados en los laboratorios, pero no pueden ingresar al sistema porque no van acompañados de la información fundamental para la toma de decisiones que es la información clínica y epidemiológica.

“Eso debe mejorarse. También debe mejorarse la capacidad o el derecho que tiene una persona de conocer el resultado (de una prueba) (…) Se debe aumentar la capacidad de diagnóstico (…) porque tenemos que detectar de manera inmediata la emergencia de cualquier persona sospechosa para evitar que está chispa local se transforme en un nuevo incendio y una emergencia de la enfermedad.

“La sana distancia es la única manera de mitigar la transmisión y evitar la aparición de nuevos brotes y la reemergencia de la enfermedad”, insistió Gabastou, de la OMS.

“El reconfinamiento sería la última medida que se tomaría por las consecuencias sociales y económicas, estimó.

Por eso “hay que continuar con sana distancia, el lavado de manos, y el uso de cubrebocas”, insistió Cristián Morales antes de añadir: “Solo así vamos a contribuir a que no ocurra un colapso del sistema de salud”, aseveró.

También dijo que “es el momento de entender que no hay ningún grupo que está exento de contraer y fallecer de la enfermedad. Es el momento de no bajar la guardia y unirnos”, concluyó.

México sigue sin alcanzar el punto máximo de contagios

En días pasados el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, informó que México continúa sin alcanzar todavía el punto máximo de contagios de coronavirus y durante varias semanas las autoridades seguirán anunciando a diario más casos que en la jornada previa.

El funcionario reconoció que en Ciudad de México y su zona metropolitana, que acumulan la mitad de los contagios, varios de los hospitales públicos más grandes están saturados y han tenido que derivar a pacientes a otros centros de salud, pero dijo que el nivel promedio de ocupación en las instalaciones sanitarias de la zona no llega al 80%.

México levantó la semana pasada una emergencia sanitaria de dos meses y permitió la reapertura de algunos sectores económicos considerados esenciales, como la minería, la construcción y la industria automotriz, en medio de críticas de expertos y del creciente número de contagios.

Según estimaciones del Institut for Health Metrics and Evaluation de Estados Unidos, el número de muertes acumuladas en México por Covid-19 podría alcanzar 51,912 para agosto. La semana pasada, López-Gatell dijo que los fallecidos podrían llegar a 30,000.