México.- La Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC), realizada este miércoles en la Ciudad de México, culminó sin declaraciones políticas sobre los principales eventos que han ocurrido en las últimas semanas y meses en la región, pero con la confirmación de que Argentina y México estrecharon aún más sus lazos en la búsqueda de una nueva relación bilateral y comercial.

Y es que el Canciller Felipe Solá tuvo una reunión “muy importante” con Marcelo Ebrard, de acuerdo con las fuentes consultadas por Infobae México, que confirmaron que ambos países firmaron y dejaron claramente expresada la necesidad de cambiar el sentido del comercio bilateral.

Según expresaron, la balanza comercial argentina tiene unos USD 6.000 millones “en contra”, por la importante caída de importación de autos, de la cual una parte es una cuota de vehículos provenientes de México. A pesar de ello, el gobierno argentino pidió una cantidad de productos, a lo que los mexicanos respondieron que era un tema político.

Vale recordar que, junto a Solá, viajó también el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme, y el próximo embajador argentino en México, Carlos Tomada, así como Juan Valle, subsecretario para América Latina y el Caribe, además de Guillermo Chaves, jefe de gabinete del Canciller, en lo que significó el debut de la Cancillería argentina bajo el gobierno de Fernández en terreno internacional.

Allegados a la Cancillería argentina consultados por Infobae México mencionaron que todo había salido “fantástico” e incluso destacaron que el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador había aprovechado la breve reunión con los representantes de los 29 países asistentes a la Cumbre para darle todo su apoyo a Felipe Solá y al nuevo gobierno argentino.

De acuerdo con las fuentes consultadas, el mandatario mexicano le indicó al Canciller argentino que Alberto Fernández contaba con su apoyo "para lo que necesiten”.