#Acapulco

Mi sueño de ser madre se logró con la adopción; dice maestra

Por Redacción, 2015-05-09 13:26

Rosy Ventura Juárez, profesora de la asignatura de historia y danza en un colegio particular, logró su sueño de ser madre con la adopción donde luego de casi tres años de trámites engorrosos que tuvo cumplir para poder tener a su pequeña Belén, que es una niña especial.

Rosy suspira cuando relata que ser mamá era uno de sus anhelos que ella tenía y que, con el apoyo de su esposo, ambos lograron adoptar en el DIF municipal a Belén, quien tiene 7 años.

“Ser mamá era uno de los anhelos que tenía yo y que no había podido cumplir y afortunadamente lo logré con lo que es la adopción”, comenta.

 Luego de varios tratamientos costosos de fertilidad y cirugías que se tuvo que someter para lograr su sueño de ser madre, sin que pudiera ocurrir el embarazo y,  tras conversar con su esposo Juan Carlos Montes, con quién tiene 12 años de casada, ambos decidieron acudir al DIF municipal para hacer algo bien ya que les ofrecieron hasta comprar un bebé a través del pago del parto de una mujer embarazada.

“Nunca dejamos de pensar en la adopción y esa fue una posibilidad con mi esposo de poder ser papas”, asegura.

Rosy al acudir al DIF municipal se enfrentó con una serie de trámites que tardaron prácticamente más de tres años para que Belén, quién durante ese lapso fue presentando diversas enfermedades como la epilepsia, fuera oficialmente su hija.

La profesora  relata que los requisitos que le solicitaron en el DIF municipal y a los que se tuvo que cumplir fue estar cinco años de casa como mínimo, tener un trabajo estable, tener ciertos ingresos, la preparación profesional, condiciones para el tipo de casa.

Se enfrentó a test psicológico, estudio socioeconómico, acudieron a la escuela de padres, trabajadores sociales tuvieron que acudir a su casa para ver como viven, llevar al bebé cada mes en lo que duro el proceso para ver las condiciones en la que está.

Rosy, maestra de primero, segundo y tercer año de secundaria en una escuela particular, dice que para ser mamá tuvo que dejar de trabajar durante los dos primeros años que tenían a Belén ya en casa.

Buscó un empleo que permitiera atender a Belén y para ayudar un poco su economía también vende joyería de acero inoxidable y plata italiana.

Su esposo Juan Carlos, quien es locutor en radio, ha sido también un buen padre donde ha sacrificado noches para estar al pendiente su hija cuando se le ha complicado su enfermedad de la epilepsia.

Rosy recuerda que cuando acudió junto con su esposo Juan Carlos a la casa hogar le mostraron una bebe pequeña que tuvo problemas de bronquitis y cuando nació le hicieron una cirugía de pulmón.

Ella, junto con su esposo, buscaba una bebé que coincidiera con el color de piel de ambos y Belén, quien tenía 7 meses de edad pero parecía de cuatro meses por ser pequeñita, era la indicada.

“Pero yo, cuando la vi, la toque y me la dieron ya no la solté, la abrace y le dije a mi esposo que yo ya quería a la pequeñita”, narra en entrevista.

Belén cumplió un año y medio y sus padres se dieron cuenta que tenia problemas para sentarse y el problema de la enfermedad de epilepsia.

Rosy dice que ella no sabia que su pequeña estaba enferma, pero aun así ella la quiere mucho.

De acuerdo a lo que investigó para saber un poco más de su pequeña Belén, viene de una madre joven con problemas fuertes de drogadicción y alcoholismo y al dar a luz, la abandonó en el hospital general de Acapulco.

Mientras, Belén sufría diferentes problemas de salud y Rosy ya la tenía en su casa para convivir, se tenían que enfrentar a la tramitología, a la supervisión de las trabajadoras sociales y esperar a que le dieran el acta de nacimiento.

“Yo les comenté que tenía este problema (de epilepsia), me dijeron que si pero yo era ya la mamá y me tuve que encargar de alimentación, médico y todo”, agrega.

Rosy dice que Dios puso en su camino a Belén “por algo pasan las cosas, la vida da muchas vueltas y si genéticamente algo pasa igualmente puedes tener un niño especial y pues es tuyo”.

Ser mamá adoptiva, dice que también ha sido algo difícil pero está contenta y recomienda a aquellas mujeres que quieran animarse adoptar lo hagan joven porque se necesita fuerza.

Cuando adoptó a Belén, Rosy tenia 42 años y aconseja que es mejor acudir al DIF para hacer todo legal para adoptar  en lugar de arriesgarse.

“Es tardado pero es necesario, es burocracia y en algunos momentos si te cansas pero yo fui afortunada porque a los seis meses de hacer el trámite tuve a la pequeña… pero después de tres años tuve el acta de nacimiento, pasas un año de evaluación socioeconómico, convivencia y revisión”.

Rosy combina ahora ser madre de una niña especial, maestra y ama de casa y aunque considera algo difícil, ella volvería adoptar para que Belén de 7 años de edad tuviera un hermano.

Lamentó que la burocracia en el país para adoptar ha provocado que muchos padres que van en el camino para hacerlo se desesperan y a veces llegan hacer cosas como comprar un niño o rentar vientres.

“Si los trámites para adoptar fueran más fáciles, más rápido habría más posibilidad de que los niños abandonados tuviera un hogar y es necesario la cultura de la adopción como se hace en otros países”, precisó.

Redacción/Notimex

#Acapulco

Tengo un hijo desaparecido y nadie me apoya, reclama madre acapulqueña

María Emma Mora Liberato desde hace casi 8 años busca a su hijo con sus propios medios; en mayo pasado fue despedida de la SE y pide una liquidación digna.

Por Elibeth D Nicolas, 2019-06-15 16:28

Acapulco, Guerrero.- María Emma Mora Liberato busca a su hijo, José Alberto Téllez mora, desde hace más de 7 años en Acapulco, labor que combina un puesto de confianza en la Secretaría de Economía (SE) federal. Pero a finales de mayo le informaron que estaba despedida y quedó en la incertidumbre, con su hijo desaparecido, a la espera de la liquidación laboral que exige.

En entrevista, Mora Liberato detalló la travesía de buscar a su hijo desaparecido en 2011, sin que ninguna autoridad la apoye

Desde el 16 de junio de 1991, declaró, trabaja como empleada de confianza en la SE, de la que fue despedida por mandos de Recursos Humanos y abogados enviados por la dependencia. Pide una compensación conforme al tiempo que trabajó, pero son exigencias que nadie atiende, así como sus ruegos por encontrar a su hijo, quien fue secuestrado en el fraccionamiento de Costa Azul.

«Les informé que tengo desaparecido a mi hijo; siempre que hay cambios en la administración envío un oficio a los nuevos funcionarios, les doy detalles sobre el hecho y la averiguación previa. Pido apoyo porque el Estado mexicanos es el responsable de que no esté conmigo mi hijo porque no hizo valer los derechos a la vida, a la seguridad y al libre tránsito; a esto se suma que, como trabajadora, violentan también mis derechos”, relata María.

Señaló que se mueve hacia la Ciudad de México y otros estados con sus propios medios, con la esperanza de encontrar los restos de su hijo en un fosa clandestina. “Ninguna autoridad me ha querido apoyar, el presidente Andrés Manuel López Obrador prometió 400 millones para los familiares que buscan desaparecidos y que aceleraría los más de 26 mil cuerpos sin identificar en los Semefos, pero no hay nada”, agrega.

«Tengo un hijo desaparecido y no es un animal, tenía 14 años cuando lo secuestraron, llevo siete años y ocho meses buscándolo», reclama María a la espera de que las autoridades también le ofrezcan una liquidación digna tras 28 años de vida laboral en la SE.

#Acapulco

Canacintra Acapulco enardece: «si no dan seguridad los quitaremos»

Pascual Romero declaró que las autoridades han aplicado estrategias que no han dado buenos resultados.

Por Elibeth D Nicolas, 2019-06-14 17:11

Acapulco, Guerrero.- El presidente de la Cámara Nacional de la Industria y la Transformación (Canacintra) en Acapulco, Pascual Romero García, consideró que las autoridades del municipio solo se han lavado las manos ante la inseguridad que azota a Acapulco.

En entrevista, Romero García consideró que es hora de que las autoridades apliquen la ley y garanticen la seguridad de los mexicanos, porque ninguna de sus estrategias de seguridad ha beneficiado al puerto.

«En Acapulco realmente los derechos humanos y la seguridad están por los suelos; el gobierno local únicamente a prevenir el delito y no a salvaguardar a la población, le da la responsabilidad al estado y a la federación, cuándo éste está obligado a salvaguardar tanto la integridad física como patrimonial de los acapulqueños, por eso reciben un salario, por eso tienen armas, por eso tiene a su mando los instrumentos para poder proteger la seguridad de cada uno de los acapulqueños», expresó.

Consideró que es tiempo de que los gobernantes den resultados en materia de seguridad y puedan parar todo tipo de delitos que se desarrollan en esta ciudad, de lo contrario “tendremos que hacer valer el artículo 39 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que estipula el libre derecho de los ciudadanos de cambiar a los gobernantes cuándo estos no estén dando resultados y no estén protegiendo los habitantes”.

#Acapulco

Acapulco concentra la mayor parte de personas en rezago educativo

En el puerto hay 203 mil personas que se encuentran en rezago educativo, situación que es un reto para el estado

Por Elibeth D Nicolas, 2019-06-13 16:27

México.- El director del Instituto Estatal para la Educación de Jóvenes y Adultos de Guerrero, Miguel Mayrén Domínguez, señaló que el mayor rezago educativo en Guerrero se encuentra en Acapulco.

En entrevista Mayrén Domínguez consideró que este rezago educativo se debe porque Acapulco concentra el 40 por ciento de la población de Guerrero, además de que es uno de los municipios más grandes del estado por sus colonias urbanas y suburbanas, además cuenta con 136 localidades donde se puede encontrar a la persona más adinerada como a la más pobre.

En Acapulco existen 203 mil personas que se encuentran en rezago educativo, situación que, dijo, es un reto para el estado.

«Quiero decirles que el mayor rezago educativo del estado está aquí en Acapulco, Acapulco es la urbe de más grande Guerrero porque se concentra el 40 por ciento de la población», expresó el funcionario.

Mencionó que el rezago educativo en el estado de Guerrero es alto porque existen un millón 117 mil de guerrerenses, entre hombres y mujeres, que no han concluido su educación básica; 900 mil jóvenes no han concluido la primaria ni la secundaria y casi 200 mil adultos no saben leer ni escribir.

Es por eso que este próximo ciclo escolar las autoridades emprenderán una campaña agresiva en sus más de 10 coordinaciones para poder combatir este rezago educativo en Chilapa, Tlapa, Metlatónoc, Olinalá, Ixtapa Zihuatanejo, Atoyac, Acapulco, Cruz Grande, Marquelia y Ometepec