Ciudad de México.-Kpopers y mujeres contribuirán a que plataformas de videos para adultos como Pornhub eliminen los videos de Mia Khalifa, y aseguraron que harán un boicot en esta plataforma de no hacerlo.

La empresaria, comentarista deportiva, influencer y exactriz porno ha denunciado desde hace años la violencia y maltrato que sufrió durante los tres meses que incursionó en este ámbito, por lo que ahora pidió que se eliminaran todos los videos existentes de las plataformas de pornografía, mencionando a Pornhub como el principal.

Mia Khalifa ahora se ha convertido en una activista que lucha para desnormalizar la pornografía y concientizar a las personas sobre cómo esta industria beneficia muy poco a las mujeres aunque sea un trabajo.

La influencer ha solicitado ayuda legal para que Pornhub baje todo el contenido en el que ella haya participado, por lo que las fans del K-pop han decidio unirse a esta lucha junto con una petición en Change.org.

Al firmar esta petición se legalizará que estos videos sena de la propiedad de Mía y nadie más pueda utilizarlos.

Las kpopers decidieron ayudar cuando Mia utilizó un gif de Jaebeom, integrante de la boyband de K-pop GOT7, por lo que las fans de éste comenzaron a organizarse para apoyar a Khalifa.

Para que esta petición pudiera ser ejecutada, requerían de un millón de firmas y hasta el momento llevan ya un millón 300 mil rúbricas.

En otra de sus actividades para lograr que los videos de Mia no sean encontrados, las Kpopers comenzaron a subir videos de sus ídolos de K-pop con el nombre de Mia, para hacer difícil encontrar el material fílmico en donde aparece Khalifa.

“Me siento segura ahora, y también siento la necesidad de dejar ir algunas cosas que me han perseguido desde mi breve periodo en la industria”, escribió Mía para relatar su traumática experiencia con un fotógrafo que la engañó diciéndole que trabajaba para Vogue para poder tomarle fotos íntimas luego de su primer video viral, en una sesión en la que ella, todo el tiempo se sintió usada y aterrorizada.

La intención de Khalifa, según ha mencionado, es proteger a todas las jóvenes que son atraídas a la industria con engaños, de la violencia que pueden padecer y de las consecuencias físicas y sobre todo emocionales de pertenecer a ésta atrae.

Recientemente, en la web Change más de un millón de personas firmaron la siguiente petición: “el infame video de la hijab ha significado amenazas de muerte del ISIS, que han apuntado contra Mia desde el lanzamiento, en 2014, hasta hoy. Mia asiste a terapia de manera constante por el trauma, el estrés que le causó y las consecuencias del bullying”.

La pelea de Khalifa no es solo contra el video que la puso en el ojo del huracán de su país. Desde hace unos años viene denunciado a Bang Bros, la productora que presuntamente sigue explotando su imagen, pues los videos continuan siendo consumidos a pesar de lo que representan para ella.

La libanesa ha sostenido que luchó “toda su infancia con el sobrepeso y nunca me sentí atractiva o digna de la atención masculina”. Y precisamente incursionó en el porno en busca de aceptación. Ahora arrastra su pasado y quiere que la campaña “Justice for Mia” le den la tranquilidad de vivir sabiendo que sus videos ya no están en la incontrolable nube.

En las últimas horas, en un comunicado en Twitter, un portavoz de BangBros instó a la joven a probar que el sitio estaba haciendo alguna de las cosas de las que se lo acusa. Principalmente, la joven había asegurado que la plataforma le daba visibilidad a sus videos como si se tratara de contenido nuevo.

Según asegura Khalifa, pone en riesgo su vida ya que en el material, la actriz se mostró teniendo relaciones con un yihad puesto, por lo que había recibido amenazas de ISIS.

Pornhub, el mayor sitio de videos para adultos, por su parte respondió que todo esto es un movimiento encabezado por ‘fundamentalistas cristianos’.