México.-Considerada como una de las actrices más populares de los últimos años en la industria cinematográfica para adultos, recientemente Mia Khalifa se sometió a una cirugía de reducción de senos para poder convertirse en madre.

La vida de la exactriz porno cambió radicalmente después de que se comprometió con el afamado chef Rober Sandber, con quien tiene planes de llegar al altar y formar una familia.

Fue a través de su canal de youtube que la ahora prometida de Sandber, mostró el proceso que llevó para la cirugía que, además de ayudar con sus intenciones de convertirse en madre, también arreglaría un problema con uno de sus implantes, luego de que recibió un golpe con un disco de hockey.

La ahora comentarista de deportes aseguró que se tenía que realizar la operación, no sólo con el objetivo de transformar su cuerpo, sino que también estaba en riesgo su salud, luego de que el accidente provocó la explosión de una de sus prótesis.

https://www.instagram.com/p/BxfXP8Nnf7n/

En un video que compartió en Instagram, la joven señaló que pese a los comentarios sobre de ella y sus decisiones ella siempre se ha mantenido honesta y transparente con sus seguidores en las redes sociales.

"No me escondo detrás de filtros, ni hago que las cosas sean mejores de lo que son. A veces las cosas son feas, sangrientas, aburridas y están cubiertas de brotes hormonales, pero es solo la vida y siempre la abrazaré", comentó.

La cirugía estuvo a cargo del Dr. Jay Calvert, cirujano certificado por la junta de Beverly Hills y anfitrión del sitio Dr Hockey. La paciente explicó que el cirujano la contactó para estar en su espacio de podcast para hablar sobre la lesión que sufrió durante el juego.

Su salto a la fama

Mia Khalifa es una actriz retirada nacida en Bairut, Libano, que se inició en la industria del cine para adultos a los 21 años. Su fama llegó cuando en una escena la actriz utilizó un hijab, prenda sagrada en la religión del islam.

Pese a ser una prometedora estrella del porno, el haber grabado una cinta portando el hijab la convirtió en un objetivo del Estados Islamico, quien le envió amenazas de muerte, por lo que no dudó en retirarse de la escena, pues hasta el momento ella teme por su vida.

En su corta carrera grabó cerca de 26 películas y aunque se retiró por completo de la industria su fama continua intacta al ser segunda actriz más buscada en los sitios para adultos.