México.- Luego del registro de un mayor número de policías municipales caídos en el cumplimiento su deber en comparación con lo que ha ocurrido de los últimos años a la fecha en el municipio de San Luis Río Colorado, el ambiente es un tanto tenso para algunos de éstos y sus familias, principalmente para los recién ingresados.

“Muchos de nosotros estamos impuestos a trabajar con este tipo de problemas de inseguridad, pero las nuevas generaciones son quienes no, es en ellos en quienes detectamos un poco de temor”, reveló uno de los elementos policiacos, al cuestionársele sobre su percepción de la seguridad para quienes forman parte de la corporación policial.

Por su parte, uno de los policías de reciente ingreso a las filas de la Comandancia dio a conocer que, quienes se encuentran preocupados por los asesinatos al gremio en mención, son las familias, quienes han vivido de cerca la violencia a los municipales.

“Nosotros nos encargamos de nuestra labor, aunque sin descuidarnos, pues nadie está exento, claro que hay cierto temor por nuestras vidas, pero para esto nos preparamos durante meses en el Cecap”, expresó el joven.