México. Notimex.- El migrante originario de Michoacán, Asunción Romero, indicó que la gente seguirá viajando a Estados Unidos, aunque digan que van a poner más muros y vigilancia, pues cuando se decide nadie la puede parar.

Entrevistado en el Centro Histórico de esta frontera de Sonora, manifestó que en su lugar de origen, "si oímos que van a poner el muro más alto y que más vigilancia, pero la gente se sigue viniendo".

Consideró que mientras sepan de otras personas que están cruzando, más gente se animará a buscar llegar al vecino país, obtener un trabajo y la idea de que puede tener un mejor sueldo.

Pues en la televisión se ve que los centroamericanos cruzan al otro lado, entonces estimó que por eso los mexicanos piensan que sí se puede, así que por eso se deciden a trasladarse hasta la frontera.

Señaló que espera llegar al estado de California, para trabajar en los campos agrícolas, pues es el empleo que ha tenido por año y es lo que sabe hacer, "así que si por lo mismo puedo ganar más dinero".

Dijo que su idea como la de otros con los que se ha topado en el camino y con quienes habló en su tierra antes de viajar, es de mejorar económica, "creo que esa es la idea que tienen todos".

Mientras tanto, en un comunicado, la Patrulla Fronteriza en Arizona advirtió sobre los riesgos de cruzar por el desierto en el límite con Sonora, debido a las condiciones del terreno duro, alejado de las zonas pobladas y de clima impredecible.

Agregó que en la región del desierto entre Sonora y Arizona construye 41 kilómetros de muro metálico más alto, para evitar que las personas crucen por donde antes sólo había barreras para impedir el cruce de vehículos.

Indicó que a las organizaciones criminales no les importa la vida de las personas, pues los llevan a cruzar por lugares lejanos, donde es riesgoso.