Ciudad de México.- Luis Miguel Barbosa Huerta, actual gobernador por Morena en Puebla, anunció que presentará una denuncia por daño moral en contra del ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, debido a las aseveraciones que lo relacionan supuestamente en la discusión sobre la reforma energética, en donde el entonces coordinador de la fracción parlamentaria del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el Senado de la República le pidió reacomodar en oficinas centrales de la petrolera a un hermano que trabajaba en una planta de almacenamiento de Guerrero y la entrega de 100 mil dólares.

“Es una verdadera estupidez: no habrá recibo que encuentren, no habrá videos, no habrá grabaciones, es mala estrategia de ellos de querer involucrar a alguien al que no le van a poder imputar absolutamente nada, nada y, repito, eso sí: voy a presentar una demanda por daño moral en contra de Emilio Lozoya”, expresó el mandatario estatal esta mañana, al principio de la teleconferencia de medios que ofrece para informar sobre la estrategia de su administración contra el coronavirus.

Barbosa Huerta dijo que tiene un hermano que desde hace más de 30 años ha trabajado como ingeniero en diversas gasolineras del país y que actualmente labora en una central de San Juanico, Estado de México, pero que se puede confirmar que nunca ha estado adscrito a las oficinas centrales de Pemex.

En relación a que los señalamientos podrían venir de sus aliados, el mandatario estatal respondió: “No considero que haya fuego amigo, no voy a hacer un señalamiento así de aventurado, simplemente me hago preguntas y pronto sabré por qué está este señalamiento totalmente infundado, totalmente loco”.

Por último recordó que la posición mía y de mi grupo parlamentario en la discusión de la reforma energética fue públicamente en contra, nos coordinamos alrededor del liderazgo del ingeniero Cárdenas y marchamos en las calles y provocamos un activismo enorme en el Senado en muchos sentidos, tanto en noviembre y diciembre de 2013, que fue la reforma constitucional en materia energética, por cierto, cuando se discutió en el pleno no pude estar porque estuve muy grave, estuve sometido a una operación en que me amputaron el pie derecho y es de todos sabido.

Con información de La Jornada