Washington, (Sputnik).- El vicepresidente de EU, Mike Pence, aceptó ser nominado como candidato para este cargo del Partido Republicano para el segundo mandato de cuatro años.

"Acepto humildemente la nominación para postularme y servir como vicepresidente de Estados Unidos", dijo Pence durante la Convención Nacional Republicana.

En EU, el vicepresidente se elige junto con el presidente del país.

Ambos candidatos se aprueban formalmente por el congreso del partido que representan, y luego ambos políticos deben dar su consentimiento a la nominación.

Se espera que el presidente Donald Trump exprese su consentimiento el jueves, el último día de la Convención.

Pence dice que estadounidenses no deben hacer diferencia entre la policía y afroamericanos.

Los habitantes de EU no deberían elegir entre apoyar a la policía o a los afroamericanos, declaró el vicepresidente del país, Mike Pence.

"El pueblo estadounidense sabe que no debemos elegir entre apoyar a las fuerzas del orden y apoyar a los afroamericanos para mejorar la calidad de vida en nuestras ciudades y poblados. Desde los primeros días de esta administración hicimos ambas cosas. Y continuaremos haciendo ambas cosas durante cuatro años más en la Casa Blanca", dijo Pence al intervenir en la convención del Partido Republicano a través de videoconferencia.

También recordó la posición del principal rival del actual presidente estadounidense Donald Trump en las elecciones en noviembre, el demócrata Joe Biden, sobre el tema policial.

Pence citó los comentarios de Biden sobre el racismo sistémico en el país y sus planes de recortar el presupuesto para las fuerzas de seguridad.

"La amarga verdad es que ustedes no estarán seguros en la América de Joe Biden. Con el presidente Trump, estaremos con los que están en la delgada línea azul (con la policía), y nunca recortaremos los fondos para la policía", afirmó el vicepresidente.

Las protestas contra la policía y el racismo estallaron en Portland y otras ciudades estadounidenses después de la muerte del afroamericano George Floyd, el 25 de mayo mientras estaba bajo custodia policial en Minneapolis.

Últimamente, dos personas fueron asesinadas y al menos otra resultó gravemente herida durante un tiroteo en la ciudad de Kenosha, Wisconsin, tras las protestas que siguieron a la muerte de Jacob Blake, quien recibió varios disparos de parte de agentes de la policía.