Ciudad de México.-Mike Tyson deberá esperar. El exboxeador estadounidense tenía previsto regresar a un cuadrilátero el 12 de septiembre para disputar una exhibición frente a otra leyenda como Roy Jones Jr. Todo estaba listo, pero este domingo por la noche en Estados Unidos (madrugada del lunes en España) The Athletic y The Ring Magazine han adelantado que el pleito se suspenderá hasta el 28 de noviembre. Una noticia que esperan que se haga oficial este lunes.

Varios son los motivos que provocan la decisión. El principal es que Tyson y su equipo han preferido retrasarla un par de meses porque creen que con un mayor tiempo de promoción el choque podría generar mucho más dinero (solo se podrá ver en un PPV a través de la web Triller).

De hecho, ambos equipos acordaron anunciar su combate un mes mas tarde de lo previsto con la idea de que la situación de la pandemia mejorase y así poder tener público en el Dignity Health Park de Carson (California). En septiembre no iba a haber fans y esperan también que con este aplazamiento ese factor pueda modificarse.

Por otro lado, sigue habiendo controversia con la Comisión Atlética de California en torno a la utilización o no de casco. Se había anunciado que el duelo sería sin él, y tras varios cambios de rumbo, parece que se mantendrá esa norma. El mismo organismo, también está preocupado por lo que ambos entiendan como "exhibición", más después de las palabras de Jones en las que aseguraba que estaba preparado para todo. Además, la Agencia Mundial Antidopaje está negociando con ambos equipos para realizar pruebas aleatorias a ambos contendientes.

Tyson tenía previsto regresar tras 15 años. No era la primera vez que realizaba una pelea de exhibición, ya tuvo uno en 2006, y Jones vuelve a la acción tras más de dos años. El aplazamiento de su pleito deja huérfano un fin de semana muy señalado para el boxeo, el previo al 15 de septiembre (Día de la Independencia de México).

La idea en un principio era que Canelo Álvarez pelease en esa fecha, pero los problemas para encontrar rival se alargaron y Tyson anunció su regreso. Era un órdago y parece que funcionaba, porque a casi un mes de la fecha el mexicano no había anunciado pelea.

Ahora, de nuevo con el día sin una gran función otras opciones se reactivan, todas con poco tiempo para cerrar acuerdos y hacer una bunea promoción, lo que quizá provoque que uno de los grandes fines de semana del boxeo se quede huérfano en 2020.


Con información de AS