EFE.- La policía berlinesa interrumpió hoy la manifestación de unos 18 mil opositores a los cubrebocas y a las restricciones impuestas contra la epidemia de covid-19 porque no se estaban respetando las reglas de seguridad exigidas por el gobierno.

Los manifestantes "incumplieron la distancia mínima (de seguridad entre personas) pese a las reiteradas demandas" de las fuerzas del orden, informó la policía, que justificó que "no hay otra posibilidad que disolver la manifestación".

La protesta fue interrumpida poco después de su inicio, a las 09h00 GMT en la mítica puerta de Brandemburgo.

Tras el anuncio de la policía, muchos manifestantes se quedaron en el lugar, sentados en el suelo en medio de la calzada, y gritaban "resistencia" o "somos el pueblo", una consigna usada por la extrema derecha, mientras otros entonaban el himno nacional.

"Pensadores libres", activistas antivacunas, partidarios de la teoría de la conspiración y simpatizantes de extrema derecha se dieron cita en esta protesta, bautizada como "fiesta de la libertad y de la paz".

Desde primera hora se habían congregado personas de todas las edades, incluidas familias con niños.

Este deterioro en los últimos días, en parte atribuido a la vuelta de las vacaciones, ha llevado a las autoridades a adoptar nuevas medidas restrictivas, como la limitación de las reuniones privadas o la imposición de multas a aquellos que no lleven puesta la mascarilla en los lugares donde es obligatoria.