España.-A las 7.30 de la mañana, a las afueras del metro de Ciudad Universitaria, cientos de jóvenes salen con papeles en mano para dirigirse a algunas de las sedes donde, desde este lunes, se lleva a cabo la EvAU.

Portando su mascarilla y una pequeña mochila en la espalda, Alba revisa por última vez sus apuntes mientras espera que se abran las puertas de la Facultad de Físicas de la Universidad Complutense, lugar donde afrontará sus exámenes.

Ella busca una plaza para la carrera de Enfermería, por lo que desde hace tres meses ha venido preparándose para esta prueba. "Hemos estudiado desde casa, con el apoyo de los profesores. Estoy nerviosa, pero intento mantener la calma", comenta.

Como ella, más de 41.000 estudiantes en Madrid participarán de esta convocatoria marcada por estrictas medidas de seguridad para evitar posibles contagios por Covid-19. En el sector educativo, el coronavirus también ha sido protagonista.

El uso obligatorio de la mascarilla durante todo el examen, la aplicación constante de gel desinfectante en las manos o la prohibición de compartir los bolis, lápices o las calculadoras son algunas de las disposiciones que deben seguir los alumnos.

Además, al terminar las evaluaciones no podrán permanecer en las sedes universitarias, sino que deberán abandonarlas, a no ser que tengan otro examen seguido.

Las medidas sanitarias aplicadas generan mayor ansiedad entre los alumnos. "El hecho de llevar la mascarilla durante todo el examen, de tener que lavarme las manos cada dos por tres, es un estrés adicional que no nos hace bien. Pero debemos adaptarnos", explica Alba.

En el exterior de las diferentes facultades de la Universidad Complutense, donde se examinarán 13.883 alumnos, un 18,68% más que el año pasado, los estudiantes se agrupan nerviosos. Sin mantener la distancia de seguridad, pero sí con mascarillas en sus rostros, cientos de ellos conversan antes de entrar.

Este año, para evitar las aglomeraciones, la EvAU se extenderá durante cuatro días - del 6 al 9 de julio- en lugar de tres y los estudiantes se dividirán por ramas para examinarse de las troncales.

A nivel de la comunidad autónoma, el aumento de alumnos que se presentan a la EvAU ronda el 20% por lo que las universidades han tenido que incrementar el número de correctores y de profesores de apoyo.

"Creemos que el hecho de que la prueba parezca más accesible por la posibilidad de escoger las preguntas la hace más atractiva y por ello el aumento de estudiantes. Pero para nosotros cuantos más personas quieran acceder a la universidad, mejor", explica Rosa María de la Fuente, vicerrectora de Estudiantes de la Complutense y presidenta de la comisión evaluadora de la EvAU en Madrid.

Una prueba diferente más allá de la Covid-19

El cambio más importante que presenta la evaluación está justamente en su estructura. Antes los alumnos tenían que elegir entre la opción A y la opción B y asumir las preguntas que hubiera en cada una. Ahora pueden coger preguntas de ambas opciones. Lo que no ha cambiado es el temario, ni la forma en la que se corregirá la prueba. Además, existen diferentes repertorios de exámenes.

José Miguel Cáseres hará la prueba por segunda vez. Él quiere cambiarse de carrera, de Ingeniería Mecánica a Ingeniería Aeroespacial, por lo que necesita obtener 11 u 12 puntos para hacerlo. "Como estuvimos en cuarentena y tuve mucho tiempo para estudiar, pues decidí presentarme otra vez", dice. Confiesa estar menos nervioso que la última vez. "Este año podemos elegir entre las opciones A y B, no como en el año anterior. Ya no te condicionas a hacer cinco preguntas de un lado, o las cinco del otro, por lo que te puedes descargar mucho temario. Creo que va a ser más fácil", confía.

Ainoa y Gabriela esperan que llegue la hora para entrar a la sala que les ha sido asignada. Lucen nerviosas y un poco agobiadas por la prueba. El haber terminado el curso en casa de forma virtual, les preocupa. "Me he visto menos preparada en el último período. Además este año tenemos un desgaste mayor porque el segundo de bachillerato suele ser un curso corto, pero por el tema de la pandemia ha durado un mes más. Cuesta mucho estudiar, pero bueno, es lo que hay", dice Aihnoa que intentará ingresar a una Ingeniería Biomédica o en Energías.

Ambas se presentará a tres pruebas este lunes, desde las 9.30 hasta las 18.00. Sus maletas están llenas de comida, barras energéticas, agua, mascarillas, desinfectante y guantes. "Sabemos que tenemos que cambiarnos constantemente de mascarillas, pero lógicamente yo no tengo tantos tapabocas como pruebas", cuenta entre risas Gabriela.

A las 9.00 se abren las puertas y los jóvenes entran en el edificio. No hay toma de temperatura, pero en el acceso hay una caja de mascarillas para quienes no tienen una a mano. En el suelo, la señalización lleva a los estudiantes hasta el lugar asignado para enfrentarse a las pruebas y un grupo de profesores los guían en la entrada. Dentro de las aulas el panorama es diferente al de los últimos años. Cada estudiante está separado 1,5 metros del otro para asegurar así que únicamente el 33% del aula esté ocupada, tal y como lo estableció el Ministerio de Sanidad.

En la entrada, un dispensador de gel da la bienvenida a los estudiantes. Son las 9.30 y la evaluación está a punto de empezar. Los profesores, con guantes en sus manos, entregan los cuadernillos a los alumnos. Comienzan los 90 minutos de mayor tensión para los jóvenes. Bolígrafos en mano y a escribir.

"Estamos preparados ante cualquier emergencia. Tenemos los protocolos de seguridad implementados y esperamos que todo se desarrolle con normalidad", indica Rosa María de la Fuente. Las sedes donde se desarrolla la EvAU están trabajando coordinadamente con la Agencia de Seguridad y Emergencias de Madrid, un equipo de

Samur, así como de policías locales. "He visto a los estudiantes muy conscientes, usando las mascarillas y respetando las medidas. Esperamos no tener ningún inconveniente. Pero si algo pasa, estamos preparados".

Explica que en este proceso se reportaron varios casos de estudiantes que por motivos sanitarios no podrán presentarse a los exámenes en esta convocatoria. "Ellos lo harán en el período extraordinario. Lo importante es precautelar la salud y la integridad de todos", dice.

El 16 de julio, a las 13.00, se publicarán los resultados de estas pruebas. Quienes no pudieron acudir a esta primera llamada, podrán hacerlo durante la convocatoria extraordinaria, cuyos exámenes se llevarán a cabo el 8, 9 y 10 de septiembre.


Con información de El Mundo