Ciudad de México.-La retransmisión de los MTV VMA’s 2020 ha sido muy distinta a lo que estamos acostumbrados. Las medidas anti Covid-19 han hecho que no hubiese público, que algunas actuaciones estuviesen pregrabadas y que muchos de los premiados tuviesen que agradecer sus galardones con vídeos desde casa. Ahora bien, los shows en vivo han sido magníficos como magnífica fue la actuación de Miley Cyrus presentando Midnight Sky balanceándose sobre una bola de discoteca.

La cantante presentaba por primera vez en directo su nueva canción, un tema cargado de mensajes hacia sus exparejas y concretamente a Liam Hemsworth, su exmarido. La canción habla de cómo de libre se siente y de que no busca ataduras sentimentales de ningún tipo.

Paradojas del destino, el tema salió al mercado el mismo día en que se conocía que Cody Simpson y Miley Cyrus habían roto su relación de más de medio año, aunque la artista parece llevarlo bien ya que ha estado sumida completamente en la promoción de Midnight Sky.

Pues bien, esta noche Miley Cyrus ha vuelto al escenario de los MTV VMA’s para presentar su nuevo single en directo, por primera vez, y lo ha hecho haciendo uso del metalenguaje. Y es que su puesta en escena ha sido más que icónica ya que ha hecho referencia a un elemento del pasado que dio mucho de sí en su carrera.

Miley Cyrus ha aparecido cantante en un escenario que se ha teñido de rojo y donde la única protagonista era ella y su micrófono. Haciendo alarde de sus capacidades vocales, la joven ha clavado la interpretación de Midnight Sky .

El guiño que ha enloquecido al público ha llegado al final cuando Miley Cyrus ha subido unas escaleras que la conducían hacia una bola de discoteca gigante que pendía del techo y a la cual se ha subido para balancearse.

Miley Cyrus ha logrado sorprender a todos los espectadores de los MTV VMA’s 2020 haciendo uso de este recurso y recordando una de las escenas más icónicas de carrera, la del videoclip de Wrecking Ball donde aparece en la misma posición sobre una bola de demolición.

Seis años después de lanzar aquella canción que supuso un antes y un después en su carrera en solitario, alejada de su personaje de Hannah Montana, Miley Cyrus ha querido rendirse tributo a sí misma una forma más glamourosa y logrando ser lo efectista que quería. Todos hablan de ella.