México.- En el Senado se acordó subir hoy al pleno los cuatro dictámenes de Guardia Nacional, al convenir que los soldados y marinos que la conformen pedirán licencia al Ejército y a la Marina y quedarán asignados al nuevo cuerpo policial.

En ese sentido estarían bajo la jurisdicción del fuero civil y bajo ninguna circunstancia bajo órdenes militares, aunque a todos se les respetarán sus derechos laborales, como la antigüedad.

En la fracción novena del artículo 25, se específica que los militares que ingresen a la Guardia Nacional van con licencia del Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea, pero quedan asignados y mantienen sus derechos como establece la Constitución en sus artículos transitorios.

La propuesta del Ejecutivo se modificó en un 70 por ciento con las aportaciones que hicieron la ONU, Amnistía Internacional, organismos de derechos humanos y los propios partidos.

El legislador del PAN, Julen Rementería precisó que en la fracción IX del artículo 25 se determinó que “funcionalmente” todos los elementos serán civiles, aunque provengan del instituto armado.

A su vez el PRI confirmó que la figura aceptada por el gobierno fue la licencia y ya hay acuerdo para firmarla todos los partidos.

El coordinador de los senadores del PRD, Miguel Ángel Mancera, destacó la importancia de incluir en el texto la frase de “asignación”, al asegurar que se respetan los derechos de los militares que pasen a formar la Guardia Nacional.

En ese sentido, el priista Miguel Ángel Osorio reiteró que no serán afectados los derechos adquiridos por los militares que se incorporen a la Guardia Nacional, porque así se estableció en los transitorios de la Constitución.

Entre los cambios pactados, se sacó a los migrantes de la jurisdicción de la Guardia Nacional, por lo que no podrán ser detenidos. Serán “alojados” y el personal que se hará cargo de ellos serán los elementos del Instituto Nacional de Migración.

También se eliminó la propuesta de que Guardia Nacional no pudiera ingresar a los recintos portuarios. Los 128 senadores fueron citados nuevamente hoy a las 9:00 horas para suscribir las cuatro leyes.

La Constitución establece que “los elementos de las policías Militar y Naval, así como otros de la Fuerza Armada permanente, que sean asignados a la Guardia Nacional conservarán su rango y prestaciones y la ley garantizará que cuando un elemento sea reasignado a su cuerpo de origen, ello se realice respetando los derechos con que contaba al momento de ser asignado a aquella, así como el reconocimiento del tiempo de servicio en la misma, para efectos de su antigüedad”.

Se prevé que los coordinadores y los senadores den un mensaje para dar a conocer el contenido de las cuatro normas que son la ley de el uso legítimo de la fuerza, la ley de registro de detenciones, la ley orgánica de la Guardia Nacional y modificaciones a la ley de seguridad.