México.- Tatiana Clouthier Carrillo, vicecoordinadora del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en la Cámara de Diputados, advirtió que si se aprueba en sus términos la creación de la Guardia Nacional, militares podrían determinar quién dirigirá el Gobierno federal en el 2024.

“Lo pongo por varias vertientes, el tener 5 años el mando militar estaría hablando de decir que el mando militar va a terminar determinando quién nos gobernará en los próximos 6 años en este país. Me niego a poner esto como una antesala”, dijo Clouthier Carrillo, de acuerdo con información de Reforma y El Economista.

“Quitemos la simulación y no porque tengamos que tener la coadyuvancia del Ejército tengamos que hacer una reforma constitucional de la que después nos podamos arrepentir“,  añadió Tatiana.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México, Jan Jarab, alertó que la propuesta de la Guardia Nacional, impulsada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, no brinda garantías de no repetición ni permite inferir que no volverán a suceder las graves violaciones de derechos humanos cometidas por las Fuerzas Armadas en el pasado.

Mientras, Luis Raúl González Pérez, titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) propuso crear una corporación intermedia, civil y especializada para enfrentar el problema de inseguridad que se vive en el país luego de que descalificara la creación de una Guardia Nacional.

Jan Jarab aseguró que la Guardia Nacional mantiene una adscripción al ramo de la Defensa Nacional por un plazo máximo de cinco años, lo cual trastoca la línea inmediata de autoridad civil al inicio de su gestión.

El Alto Comisionado calificó como preocupante la modificación que propone el Dictamen al primer párrafo del artículo 21 constitucional, para establecer que la Guardia Nacional tendrá competencia para investigar delitos.

La ONU expresó su preocupación por el impacto que llegaría a tener la reforma en labores de investigación del delito y el sistema de justicia penal y por la idoneidad y la efectividad de la medida para abordar la inseguridad.

“Desde que comenzó el despliegue de las fuerzas armadas en tareas de seguridad la violencia en el país se ha disparado, por lo que ésta no parece la forma idónea de lograr seguridad”, dijo Jarab.

La ONU-DH reiteró la propuesta a la que consideró como “la definición constitucional más relevante que adopte la presente legislatura en materia de seguridad”, se realice de manera pausada y reflexiva y en estricto apego a los compromisos internacionales de derechos humanos adoptados por el estado mexicano.

“La Oficina refrenda su plena disposición de seguir brindando su asistencia y cooperación técnicas al honorable Congreso de la Unión”.

CNDH pide guardia civil

El Ombudsman nacional Luis Raúl González Pérez  descalificó la creación de una Guardia Nacional y propuso la creación de una corporación intermedia, civil y especializada.

Durante el tercer día de audiencia publicas realizada en la Cámara de Diputados para analizar la propuesta de la creación de la Guardia Nacional, González Pérez indicó que se necesita una corporación que con disciplina y adiestramiento especializado, coadyuve en transición entre intervención militar directa y el que policías civiles recuperen sus funciones.

“No podemos depositar la garantía directa de los derechos, dentro de nuestro sistema constitucional, en órganos o estructuras militares”, dijo.

El Ombudsman nacional pidió escuchar a las víctimas y que el Gobierno solicite a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) una opinión consultiva sobre la compatibilidad de la Guardia Nacional con el régimen de derechos humanos interamericano.

“La propuesta de la Guardia Nacional no establece cómo ni cuándo vamos a desarrollar a policías civiles sin tinte militar, ni cuál será el destino y papel de las policías que actualmente se encuentran operando”.

El Plan Nacional de Paz y Seguridad 2018-2024 del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, propuso como eje central una Guardia Nacional formada por las policías militar, naval y federal con el objetivo de preservar la seguridad y combatir la delincuencia que ha ido en aumento en los últimos años.

La Guardia Nacional, que para su creación requerirá una reforma constitucional que está siendo debatida en el Congreso, será encabezada por las Fuerzas Armadas y formada por militares, efectivos navales y policías federales.

La creación del organismo ha sido muy criticada por organizaciones nacionales e internacionales, como ONU Derechos Humanos, al considerar que perpetúa la militarización de la seguridad pública en México, que arrancó con la salida a las calles de los militares en 2006 bajo el mandato de Felipe Calderón (2006-2012) que continuó bajo el mandato del ex Presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018).