México.- El secretario de Seguridad Ciudadana, Alfonso Durazo, confirmó que de no aprobarse la Guardia Nacional por el Senado no hay condiciones para que las tropas permanezcan en las entidades, porque su presencia no está prevista en la Constitución; por lo que propuso un acuerdo político para aprobar la reforma constitucional y proseguir con la discusión de las leyes secundarias.

Durante la reunión con legisladores de las comisiones dictaminadoras, encabezadas por el morenista Eduardo Ramírez Aguilar, mostró a los legisladores los borradores de las leyes de uso de la fuerza, de registro y de la Guardia Nacional, al señalar que primero se tiene que aprobar la reforma constitucional que ya tiene el Senado en comisiones.

A la pregunta hecha por el panista Damián Zepeda, de si es cierto que se retirará el Ejército de las calles si no se aprueba la Guardia Nacional, Durazo respondió directo:

“En la hipótesis de que este Congreso estimara no aprobar y dejar en la actual situación a las fuerzas armadas, lo hemos dicho, sería una decisión sumamente difícil, pero por encima de la dificultad de la decisión está nuestro compromiso de respetar la Constitución”.

“La Constitución actualmente no permite la participación de las fuerzas armadas en tareas de seguridad y por eso que estamos haciendo este planteamiento con un transitorio que habilitaría a las fuerzas armadas para participar en apoyo de las tareas de seguridad pública en tanto logramos consolidar a la Guardia Nacional que nosotros estimamos un plazo máximo de cuatro años”.