México.- La salud de dos millones y medio de personas en Chihuahua está en peligro con la construcción de la mina propiedad de una empresa canadiense porque el manto acuífero podría ser contaminado con metales pesados.

“Una de las problemáticas es el riesgo de contaminación por filtración de los residuos del proceso de lixiviación de la minera. Es un ejemplo muy claro lo que ocurrió en la Minera del Grupo México en el Río Sonora, dicen que utilizan tecnología de punta, pero los riesgos de derrames o errores humanos están latentes”, advirtió el académico Daniel Zamarrón, profesor de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), e integrante del Frente Eco-social Paso del Norte.

Precisó que si no se protege el manto acuífero dejarán de atenderse las necesidades de la población asentada en la región para darle preferencia a un proyecto de las empresas Samalayuca Cobre y VVC Exploration.

“Es una región desértica, los mantos freáticos formados milenios atrás tienen ocho millones de metros cúbicos; es lo que el acuífero puede ofrecer para uso humano e industrial. Por ello, ese tipo de cuestiones donde la lógica económica es más importante, se tiene que decir que no hay suficientes recursos hídricos, como es el caso de nuestra región”, expuso.

El riesgo será para toda el área conformada por las dos ciudades fronterizas a ambos lados de la frontera.

“Puede contaminarse el agua Valle de Juárez y Villa Ahumada que está a 100 kilómetros al sur. El riesgo es para la población de aproximadamente dos millones y medio de personas. Ciudad Juárez tiene un millón 300 mil y El Paso, Texas, 800 mil habitantes, más el resto de las comunidades ejidales”, precisó.

“El riesgo primario es el complejo Médanos de Samalayuca, donde se filtraría a los mantos freáticos, porque los acuíferos están interconectados en la región”, añadió Zamarrón.