México.- El 45.2% de la población se encuentra a favor de la legalización del uso medicinal y recreativo de la marihuana, según la Encuesta Nacional sobre Cultura de la Legalidad y Agenda Legislativa 2019, elaborada por la Dirección General de Análisis Legislativo del Instituto Belisario Domínguez (IBD).

De acuerdo con la información, la proporción de ciudadanos que se encuentra a favor (45.2%) es muy similar a la de los que están en contra (42.7%), aunque cabe señalar que 5.4% de los encuestados manifiesta espontáneamente estar a favor de la legalización para uso medicinal, pero no para el recreativo.

De entre quienes respondieron que están a favor de la legalización para ambos usos, dos de cada tres (66%) tienen como principal razón que es medicinal o que cura enfermedades, lo que podría interpretarse como una aceptación débil o justificada del uso recreativo, de acuerdo con el estudio del IBD.

De acuerdo con el análisis titulado “Legalización de la marihuana”, del investigador Israel Palazuelos Covarrubias, una segunda razón, que reúne a 15% de quienes se muestran a favor, se basa en la disminución de la violencia o en quitarles el poder a los cárteles de la droga.

Las razones de quienes se muestran en contra son diversas, no obstante, más de la mitad (54%) piensa que no se debe legalizar porque crea adicción, no es posible su control y/o aumentaría el consumo; 21% argumenta que no es medicinal o que, incluso, daña la salud; 7% cree que esta acción generaría más violencia y más delincuentes; y 5% ve que legalizarla no representa algún beneficio personal o colectivo.

Respecto a la edad, en cada uno de los grupos intermedios (que van de los 26 a los 55 años) la proporción de personas que están de acuerdo y en desacuerdo es muy similar, no obstante, hay una interesante discrepancia entre los más jóvenes (de 18 a 25 años) y también entre las personas mayores (de 56 años o más).

Mientras que, entre quienes están a favor 20% son jóvenes de 18 a 25 años, y una proporción similar tiene 56 años o más, de los que se muestran en contra, el grupo de los más jóvenes se reduce a 15% y el de los de mayor edad incrementa a 24%.

El análisis muestra, además, que hay más personas con menor escolaridad que están en contra de la legalización de la mariguana y, a su vez, que hay más personas con mayor nivel de estudios que están a favor.

A su vez, en los niveles socioeconómicos (NSE) altos y medios, hay mayores proporciones de personas que se encuentran a favor de la legalización, mientras que, en los niveles socioeconómicos bajos, hay mayoría de personas que la rechaza.