Ciudad de México.-Moaca es una perrita como cualquier otro lomito: juega, pasea y le encantan las caricias. Pero lo que hace a este can especial es su particular rostro, resultado de un accidente en el que perdió la nariz y su hocico. Ahora, busca usar su fama viral para mejorar su vida.

Al igual que miles de perros sin hogar en el mundo, Moaca se vio expuesta a muchos peligros durante sus días en las calles y el resultado fue una dolorosa herida en el hocico. Todo parecía perdido para ella, pero fue rescatada y ahora vive feliz junto a su nuevo dueño.

Todo comenzó cuando Moaca vivía en las calles de Romanía. Cuando tenía apenas unos meses de nacida, fue atropellada por un tren. El golpe hizo que perdiera parte de su cara y que la dejaran junto a las vías, pensando que era un caso perdido.

Afortunadamente la asociación Nomad Vet Association la encontró justo a tiempo y pudo realizarle una operación de emergencia que le salvó la vida. En el accidente, Moaca también perdió parte de una de sus patas, pero logró salir adelante.

El accidente dejó a Moaca con un particular rostro, ya que le falta el hocico. Pero en cuanto sus fotografías fueron subidas a la red por el grupo de rescate que la ayudó, hubo alguien que se enamoró de este peculiar can.