México.-Aunque Luka Modric es un baluarte del Real Madrid, es cuestión de meses para que se despida de la camiseta merengue y posiblemente juegue al lado de un mexicano.

Algunos clubes grandes de Europa ya acechaban, desde principios de 2020, al volante de 34 años de edad; sin embargo, el impacto económico por la pandemia de coronavirus hará que el Madrid reconsidere las ofertas de la Major League Soccer.

Una es del Inter Miami, que cuenta en sus filas con Rodolfo Pizarro, por ahora la estrella de la nueva franquicia, en la que David Beckham es accionista mayoritario. De hecho, el exfutbolista inglés fue clave en el fichaje del mexicano y ahora pretende lo mismo, para llevarse a la figura croata.