Acapulco, Guerrero.- Prestadores de servicios turísticos de playa golfito exigen que la presidenta de Acapulco, Adela Román Ocampo pague los daños ocasionados por el desalojo y desmantelamiento de mobiliario realizado por las autoridades federales y municipales el pasado 17 de julio.

En conferencia de prensa, la secretaria general de prestadores de servicios de mobiliario de playa, Marisela Zamora de la Cruz, denunció que al menos cuatro de sus compañeros "se encuentran enfermos de diabetes a consecuencia del desalojo arbitrario de su administración".

"Le pedimos de manera respetuosa que paguen el mobiliario de playa que fue destruido por la madrugada, lo que para ella es basura para nosotros es nuestro patrimonio",expresó Alberto Lara de los Santos, prestador de servicio afectado.

Por último, pidió la intervención del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, "para que resuelva de manera pacífica esta situación que no tiene nada que ver con fines políticos, como señaló ayer la presidenta".