México.- La agencia Moody’s Investors Service afirmó la calificación de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en Aa1.mx en escala nacional, así como la de corto plazo en escala nacional de MX-1 y la de corto plazo de P-2, pero la perspectiva cambió de estable a negativa.

En un comunicado, indicó que el cambio en la perspectiva obedece al que hizo en la del gobierno de México, quien es el proveedor de apoyo.

Moody’s señaló que aunque el gobierno de México no garantiza las obligaciones de deuda de CFE, considera que existe una gran probabilidad de apoyo, dada la condición de la compañía como entidad 100 por ciento propiedad del gobierno, y su importancia estratégica para la economía del país en general.

Por tanto, su evaluación de una muy alta dependencia de incumplimiento refleja su opinión que CFE comparte varios factores de riesgo en común con el gobierno.

CFE es la principal compañía de servicio público de energía en México y una de las compañías de servicios públicos más grande de América Latina con una capacidad de generación instalada de 55.3 GW (a 2018), considerando la capacidad de productores independientes de energía (13.2 GW).