México.- La calificadora financiera Moody’s anunció que la economía mexicana seguirá desacelerándose en 2019 y precisó que su pronóstico de crecimiento para México en 1.2 por ciento para el presente año, muy por debajo del 2 por ciento que había estimado el año pasado.

Como resultado, los ingresos públicos pueden ser más bajos que lo que anticipa el Gobierno, lo que requeriría recortes de gasto para mantener la disciplina fiscal como ha prometido el Presidente Andrés Manuel López Obrador”, expuso Alejandro Olivo, gerente asociado de Moody’s a través de un boletín.

Además, alertó sobre los riesgos a mediano plazo para el panorama fiscal de México, la segunda mayor economía de América Latina.

Existe apetito para invertir en proyectos de infraestructura en #Mexico, pero la falta de predictibilidad de políticas post cancelación del NAICM, deprime la confianza de los inversionistas.

El reporte indica que la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) necesitará apoyo financiero adicional del gobierno mexicano para costear sus planeadas inversiones.

Moody’s ajustó su pronóstico de crecimiento para la economía mexicana a la baja, desde un 1.5 a 1.2 por ciento debido a que las políticas del nuevo Gobierno son cada vez menos predecibles.