Cuernavaca, MORELOS.- Ante el accidente ocurrido en el Paso Exprés en 2017, y en el que murieron dos personas, alrededor de 500 morelenses y miembros de ONG´s pusieron una denuncia ciudadana en la Auditoría Superior de la Federación (ASF) para solicitar al presidente Andrés Manuel López Obrador que se investigue a los funcionarios que en su momento tuvieron responsabilidad en esta tragedia.

Este 1 de septiembre, se solicitó la intervención de Irma Eréndira Sandoval, secretaria de la Función Pública, Jorge Arganis Díaz Leal, secretario de Comunicaciones y Transportes, y de Cuauhtémoc Blanco, gobernador de Morelos, para que los culpables sean debidamente sancionados.

Aunque hubo sanciones para José Luis Alarcón, director General SCT-Morelos y para Teresa León, residente de Obra, quedan pendientes las investigaciones contra Óscar Callejo Silva, subsecretario de Infraestructura, Clemente Poon Hong, director General de Carreteras, José Antonio Rodarte, coordinador de Centros SCT y Ernesto Cepeda Aldape, director Adjunto de Construcción.

En la denuncia se detalla que en la auditoría 358-DE, perteneciente a la Cuenta Pública 2018, la Auditoría Superior de la Federación informó que el 12 de julio de 2017 se formó un socavón de cinco metros de profundidad debido a que el tubo de drenaje que pasaba por el lugar fue insuficiente para desalojar el agua de las lluvias.

Asimismo, señalan que los funcionarios de la obra fueron advertidos por los vecinos de la zona, por la Comisión Estatal del Agua de Morelos (CEAGUA), por Protección Civil municipal y por la propia empresa constructora, pero hicieron caso omiso, razón por la que la vía fue inaugurada el 5 de abril de 2017.

De acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación, se concluyó que del análisis de los argumentos y la documentación proporcionada por la entidad fiscalizada, los servidores públicos de la SCT aun teniendo conocimiento de las fallas que se presentaban en el km 93+857 del Paso Exprés y del riesgo que representaba la falta de reparación de la alcantarilla, acordaron no realizar las recomendaciones técnicas sugeridas, dejando dicha obra en las condiciones en que se encontraba, no atendiendo las solicitudes y recomendaciones de las que tuvieron conocimiento.

El costo total del Paso Exprés, fue de 2 mil 213.5 millones de pesos, y registró irregularidades desde el comienzo, pues el contrato de la obra fue firmado sin contar con un proyecto ejecutivo autorizado, de acuerdo con la Secretaría de la Función Pública (SFP).

La omisión de funcionarios de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) cuando era encabezada por Gerardo Ruiz Esparza en el socavón del Paso Exprés de Cuernavaca causó un daño al erario de 101.5 millones de pesos, de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Además, en su momento, la SCT dio a conocer que el costo de la reparación del tramo afectado, incluida la obra hidráulica, no fue asumido por las empresas constructoras, sino que corrió a cargo del erario público.

El costo por la ejecución de trabajos de emergencia fue de 24 millones 960 miles de pesos y 76 millones 507.9 mil pesos para la construcción de la Estructura Intermedia, indicó el órgano fiscalizador.

Te va a interesar:

Familiares exigen reanudar exhumación en fosas clandestinas de Jojutla, Morelos

Por covid-19, buscarán casa por casa a contagiados en Morelos

En Morelos, inicia la entrega de libros de textos gratuitos

Diputados eligen a Alfonso Sotelo como presidente del Congreso de Morelos