Cuernavaca, Morelos.- La pandemia de Covid-19 golpeó fuerte este fin de semana a Morelos.

 

En las últimas 24 horas las autoridades de salud de la entidad reportaron el fallecimiento de 25 hombres y 15 mujeres, todos con alguna enfermedad previa como hipertensión arterial, obesidad, insuficiencia renal crónica, tabaquismo, diabetes mellitus o enfermedad cardiaca.

 

A través de su reporte diario, la Secretaría de Salud informó también que el laboratorio estatal confirmó el contagio de 30 mujeres  y 59 hombres en las últimas horas.

 

A la fecha, informó, en Morelos se han confirmado 2 mil 359 casos de Covid-19, de los cuales  291 permanecen activos, se han descartado 2 mil 87 y están como sospechosos 352.

 

Además suman un total de 437 defunciones.

 

La dependencia estatal detalló que de los 2 mil 359 casos confirmados, el 54 por ciento ya está recuperados, el 12 por ciento en aislamiento domiciliario, el 15 en hospitalización, mientras que el 19 por ciento ha perdido la vida.

 

De total de pacientes contagiados, 398 son personal de salud de los cuales 14 han muerto, entre ellos nueve médicos, tres enfermeras y dos trabajadores de otras áreas hospitalarias en el estado.

 

Piden a ediles de Morelos no relajar medidas de seguridad sanitaria.

 

Ante el anuncio realizado por el Alcalde de Cuernavaca, Antonio Villalobos Adán, quien autorizó que a partir de este lunes 22 de junio reinicien las actividades económicas no esenciales en la ciudad, la Secretaría de Salud llamó a los ediles de la entidad a no relajar las medidas de seguridad sanitaria.

 

“La epidemia por coronavirus Covid-19 será larga, Morelos permanece en semáforo rojo; en tanto, es prioritario que todos los sectores de la población se mantengan corresponsables, sobre todo con el resguardo en casa ya que, de lo contrario, los casos continuarán a la alza y los servicios médicos se verán rebasados.

 

“El llamado a los alcaldes y alcaldesas es a no relajar las medidas y continuar con el saneamiento, el fomento sanitario y la difusión de las recomendaciones básicas que desde hace semanas atrás se han estado promoviendo con la finalidad de mitigar los contagios”, informó la Secretaría de Salud estatal.

 

La dependencia señaló que si bien las actividades económicas y sociales no pueden estar limitadas por todo el tiempo que duré la pandemia, el ingreso a la nueva normalidad debe ser manera gradual, ordenada y siempre priorizando la salud de la población.

 

“Si la población tiene oportunidad de quedarse en casa, que lo haga, y en caso de que por alguna necesidad imperiosa deba salir, acate con disciplina las medidas: sana distancia, metro y medio entre personas; no saludar de mano, beso ni abrazo; usar correctamente el cubrebocas; lavado de manos frecuente o usar alcohol gel al 70 por ciento; así como evitar tocar ojos, nariz y boca”.