Cuernavaca, Morelos.- Tras el reinicio de actividades no esenciales en Cuernavaca autorizado por el cabildo de la ciudad, el gobierno de Morelos informó que la entidad se encuentra en alerta máxima por la pandemia de Covid-19.

 

“Al día de hoy, Morelos está en un grado de alerta máxima, es decir, la salud y la vida de las y los morelenses se encuentra en el máximo nivel de riesgo por el virus SARS-CoV-2”, informó el ejecutivo estatal en un comunicado de prensa.

 

Todas las autoridades de Morelos, se lee en el comunicado, tienen la obligación legal, ética y social de continuar con la suspensión de actividades no esenciales para salvaguardar la salud de la población.

 

“Los acuerdos emitidos por los gobiernos federal y estatal son de observancia obligatoria, tanto para los integrantes del Sistema Estatal de Salud, como para las autoridades civiles y los particulares, así como las secretarías, dependencias y entidades estatales y municipales en Morelos, quienes estarán obligadas a la instrumentación de las medidas preventivas contra la pandemia.

 

“El incumplimiento de dicha obligación en el orden municipal implicará la responsabilidad directa de los presidentes municipales sobre las consecuencias que el desacato pudiera generar”, advirtió el gobierno estatal.

 

A pesar de ser el municipio con el mayor número de contagios y defunciones provocadas por COVID-19 y de que el semáforo epidemiológico en todo Morelos permanece en color rojo, el Alcalde de Cuernavaca, Antonio Villalobos  Adán, autorizó a partir de este lunes 22 de junio el reinicio de actividades comerciales, incluso las de recreación y esparcimiento, como la operación de cines y centros comerciales.

 

Al respecto, el gobierno estatal informó que  reconoce que existen exigencias de reapertura motivadas principalmente por los efectos económicos de la pandemia, pero advierte que reiniciar actividades no esenciales en este momento implicaría un costo altísimo en términos de salud, como la posible saturación hospitalaria y una prolongación aún mayor de los efectos económicos adversos.

 

“La propuesta para reiniciar actividades económicas no esenciales debe ser cauta, responsable y gradual tal como lo ha establecido el gobierno federal.

 

“Para mitigar esta dimensión de la crisis, el Gobierno de Morelos ha implementado un plan integral de apoyo a todo tipo de empresas, a trabajadores y a personas en vulnerabilidad, el programa incluye la emisión de créditos, financiamiento y apoyos económicos directos. Es obligación del Estado apoyar a la ciudadanía para que pueda tomar las acciones más responsables en la emergencia que enfrentamos.

 

“Las autoridades estatales y municipales deben asumir la responsabilidad para la que fueron electos. El Gobierno del Estado de Morelos hará lo necesario para proteger a su población. Confiamos en que las 36 presidencias municipales harán lo propio, en la medida de sus atribuciones. Sólo la solidaridad de todos nos permitirá acelerar el final de esta situación, que nos exige un esfuerzo colectivo para salvar vidas, es momento de ofrecerlo responsablemente”, concluye el comunicado del gobierno de Morelos.