Cuernavaca, Morelos.- El semáforo epidemiológico de Morelos por la pandemia de Covid-19 permanece en color rojo, por lo que solo está permitido realizar actividades consideradas esenciales en la entidad.

 

Al informar que en las últimas 24 horas se registraron 25 nuevos casos y cinco defunciones, la Secretaría de Salud estatal pidió a la ciudadanía cumplir con las medidas de seguridad sanitaria, principalmente con el confinamiento en el hogar.

 

El semáforo en rojo solo permite que se realicen actividades relacionadas con la industria automotriz, construcción, fabricación de equipo de transporte y minería.

 

Está permitido el funcionamiento de mercados y supermercados con 50 por ciento de aforo y una persona por familia durante las compras; de los hoteles, pero al 25 por ciento de ocupación, con áreas comunes cerradas y solo para actividades esenciales.

 

Peluquerías, estéticas y barberías también funcionan, pero exclusivamente con servicio a domicilio y respetando los protocolos sanitarios.

 

Cafeterías, restaurantes y cocinas económicas con modalidad de entrega a domicilios y servicio para llevar.

 

Suma Morelos  2 mil 270 casos confirmados de COVID-19 y 397 defunciones

 

La Secretaría de Salud de Morelos informó que a la fecha en la entidad se han confirmado 2 mil 270 casos de Covid-19, de los cuales 276 permanecen activos; se han descartado 2 mil 55 y están como sospechosos 386, además de que se han registrado 397 defunciones.

 

Los nuevos pacientes son 13 mujeres, de las cuales 10 se encuentran en aislamiento domiciliario, una hospitalizada con estado de salud grave y dos como no grave.

 

Además de 12 hombres, de los cuales 10 mantienen aislamiento domiciliario, uno está hospitalizado reportado como grave y uno permanecen como no grave.

 

Las nuevas defunciones se registraron en cuatro hombres de Jiutepec, Xochitepec y Temixco, que padecían hipertensión arterial y obesidad, y en una mujer de Cuautla que presentaba hipertensión arterial.

 

De los casos confirmados, el 55 por ciento se ha recuperado de la enfermedad, el 15 por ciento está en aislamiento domiciliario, el 13 por ciento en hospitalización y el 17 por ciento ha perdido la vida.