Ciudad de México.- Una nueva iniciativa de Morena busca revivir las penas por difamación contra periodistas y medios de comunicación; dicha iniciativa fue presentada por el diputado Eleazar Rubio Aldarán en el Congreso de la Ciudad de México.

La iniciativa plantea que se reformen los artículos 214 y 215 del Código Penal de la Ciudad de México, para establecer que los periodistas no indaguen hechos delictivos y se limiten a informar los hallazgos de las autoridades ministeriales.

"Su labor (de los periodistas) es exclusiva de informar, no realizar investigaciones o diligencias para resolver una carpeta investigación (...) Su trabajo es el de investigar lo que hace la representación social en la carpeta e informarlo, siempre y cuando no afecte la investigación, y la información debe ser veraz", señala la iniciativa.

El legislador argumenta que con estos actos los periodistas pueden dañar deliberadamente a una persona. Por ello, propone que, al cometer el delito de "difamación", los comunicadores reciban una pena de dos a cinco años de prisión y una multa de 600 a 1,000 veces la Unidad de Medida y Actualización (UMA).

Rubio sostiene que la Unesco establece que la desinformación es creada deliberadamente para dañar a una persona, un grupo social, una organización o un Estado.

"El fin de esta reforma no es restringir a los ciudadanos ni periodistas de los derechos (a la libertad de expresión), sino de proteger los derechos de todos y no los de unos cuantos", argumenta.

El diputado defendió que en su iniciativa se reconoce el derecho a la información y las libertades de expresión e información como base de la democracia.

Al mismo tiempo, asegura, tiene por objeto regular el daño al patrimonio moral derivado del "abuso del derecho de la información y de la libertad de expresión".

"Se propone que comete delito de difamación quien de manera deliberada y con el propósito de dañar a una persona comunique un hecho falso, a una o más personas, de forma verbal o por cualquier medio de comunicación, y esto le cause o pueda causar a la víctima u ofendida una afectación en su dignidad, honor o reputación", dice la iniciativa.

El texto se da en medio del proceso judicial que enfrenta el columnista e investigador Sergio Aguayo en los tribunales de la ciudad, luego de que el exgobernador de Coahuila Humberto Moreira lo denunció en 2016 por daño moral.