Chilpancingo, Guerrero.- El diputado de Morena, Marco Antonio Cabada Arias, presentó una iniciativa de reforma a la Ley Federal del Trabajo que busca regular y reconocer la prostitución como un servicio laboral y dar garantías para quienes lo ejercen. Se busca también combatir la trata con fines de explotación sexual.

La iniciativa fue turnada a la Comisión de Desarrollo Económico y Trabajo para su análisis, en caso de ser dictaminada a favor y avalada por el pleno, el dictamen será turnado a la Cámara de Diputados federales para su análisis y en su caso aprobación.

Al presentar la iniciativa, Cabada Arias dijo que la prostitución debe regularse para que existan normas donde se garanticen condiciones de trabajo, prestaciones, deberes y seguridad de las sexoservidoras a quienes actualmente se les violan sus derechos humanos.

“Debemos considerar el sexo servicio como una práctica laboral, donde hay una relación sexual válida de trabajo, y no un delito pues lo que existe es un trabajo donde hay voluntad y consentimiento”, dijo.

“En México es necesario debatir sobre esto, pues se está filtrando una mezcla conceptual entre comercio sexual y trata con fines de explotación sexual. Reiterar las historias de mujeres víctimas de trata sin aludir también a las historias de las trabajadoras sexuales favorece posturas fundamentalistas, que evitan un debate serio sobre el comercio sexual”.

Cabada Arias dijo que se debe luchar contra la trata y respetar y apoyar a las personas que se dedican al comercio sexual.  A decir del diputado, regular la prostitución “mejora la convivencia en una sociedad, donde el sexo servicio, es una práctica de años”, y aunque algunos se escandalicen es un trabajo y la misma Ley Federal del Trabajo lo define como toda actividad humana, intelectual o material y las sexoservidoras trabajan, con el único fin, de obtener una remuneración económica.

El diputado recordó que en 2014 el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México reconoció la prostitución como una forma de trabajo más y solicitó a la Secretaría del Trabajo de la ciudad salvaguardar los derechos de las personas que se dedican a la prostitución normada como un servicio, que es lo que se busca con la reforma federal.