Ciudad de México.- Tras el anuncio de la eventual celebración de la Guelaguetza, en el mes de diciembre, ante la falta de condiciones para su realización en julio próximo a causa de la contingencia sanitaria por el Covid-19, el diputado de Morena, Othón Cuevas Córdova exhortó al Poder Ejecutivo a “respetar la idiosincrasia, la cultura y la identidad de los oaxaqueños, porque esto nos hace únicos ante el mundo”.

En sesión de la Comisión Permanente de la 64 Legislatura, el legislador pidió posponer la denominada máxima fiesta de los oaxaqueños para el 2021 y sugirió que cualquier evento folclórico que llegara a organizar esta administración al final del año tampoco le denomine Guelaguetza.

“Sus orígenes se remontan a celebrar a una deidad indígena (Centéotl), para posteriormente hacer lo propio con la imagen religiosa (Virgen del Carmen), lo cual invariablemente tiene que ser en el mes de julio”, expresó el legislador.

Durante su intervención expuso que la Guelaguetza tiene un origen ritual dedicado al dios de la fertilidad (Pitao Cozobi) o la diosa del maíz tierno (Centéotl) y que con la llegada de los españoles esta fiesta se realizaba en lo que hoy corresponde al cerro del El Fortín y en el montículo dedicado a las deidades paganas donde se construyó el templo del Carmen Alto, inmediaciones del centro histórico.

“El carácter sincrético de estas fiestas nos remite a una profunda espiritualidad que reivindica a nuestros pueblos indígenas y su vínculo con el periodo agrícola”, agregó.

Dijo que si bien es cierto que el espectáculo folclórico llamado Guelaguetza atrae a turistas de todo el mundo y esto significa una derrama económica para Oaxaca, no es posible decidir solamente con un criterio comercial cambiar la Guelaguetza de fecha, y tampoco banalizar su nombre.

Con información de Excelsior