Ciudad de México.- El coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal, anunció este domingo que retira su propuesta de reforma constitucional para que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE) se fusionen en un solo instituto Nacional de Mercados y Competencia para el Bienestar, que generó críticas y rechazó la semana pasada.

“He decidido posponer la presentación e iniciar un proceso abierto de discusión, de enriquecimiento y de valorización de la misma”, anunció el también presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado.

Mediante un mensaje en sus redes sociales, Ricardo Monreal destacó que “sé escuchar. Intento siempre actuar con sensibilidad y busco la oportunidad, el mejor momento para que lo que hagamos repercuta en beneficio de la sociedad”.

Aseguró que “he escuchado críticas alejadas de la realidad, que entiendo y que comprendo que son producto de la polarización que vivimos. Por ello, es importante aclarar que no hay intención de crear un superpoder ni dar paso al autoritarismo o a la concentración de funciones de esas instituciones en el Ejecutivo, mucho menos eliminar su carácter de autonomía constitucional”.

Monreal propone la creación del Instituto Nacional de Mercados y Competencia para el Bienestar, que sumará la labor de las tres instituciones, porque considera que las tres son onerosas para un país que trabaja con austeridad; por eso, plantea el despido de 17 comisionados, 440 trabajadores y la desaparición de 24 direcciones generales, direcciones, unidades y coordinaciones.

Precisa que en 2020, el IFT, Cofece y CRE implican un presupuesto anual de dos mil 375 millones 256 mil 400 pesos y fusionarlas en el nuevo Instituto significará un ahorro de 500 millones de pesos anuales, pues el nuevo Instituto puede funcionar con mil 815 millones 356 mil 400 pesos; es decir, un ahorro del 21.5 por ciento.

En su propuesta de reforma constitucional, el senador Ricardo Monreal considera que deben eliminarse 17 de los 21 consejeros actuales de las tres instituciones. Quita el Comité de Selección y los exámenes especializados. Establece que los cinco comisionados serán elegidos sólo por el Senado y el Presidente de la República, quien tendrá el poder de nombre por sí solo a uno de esos cinco consejeros; el Senado elegirá al presidente del Instituto.

Con información de Excelsior