México.- El dictamen de reformas a la Ley de Petróleos Mexicanos elaborado por Morena y dado a conocer ayer en la Cámara de Diputados quita facultades al Consejo de Administración de la empresa productiva del Estado y permite al titular del Ejecutivo, a través del director general de la petrolera, “ejecutar, administrar y operar el plan de negocios y sus empresas productivas subsidiarias y filiales”, entre otros aspectos que buscan otorgar más poderes al titular de Pemex.

Además deja la puerta abierta para realizar contratos con terceros para explotación y extracción de hidrocarburos.

“La presente iniciativa pretende establecer un marco jurídico que garantice y permita al director general dirigir, ejecutar, administrar y operar Petróleos Mexicanos y las diversas empresas que la componen de manera integral para ejecutar y cumplir con los objetivos de exploración, explotación y refinación”, señala el dictamen.

Plantea además el control del director en los precios de bienes y servicios, los lineamientos para pagos extraordinarios y donaciones, así como aquellos para el desmantelamiento y enajenación de las instalaciones, y cualquier otro proyecto que, por su relevancia o trascendencia, deba autorizar el Consejo.

“Conducta estratégica”

Este sábado, la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados distribuyó el dictamen con proyecto de decreto con el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley de Petróleos Mexicanos, en el que se confieren atribuciones al director general de la empresa productiva, que actualmente solo tiene el Consejo de Administración.

En el documento se propone también “una correcta distribución de las facultades que deben tener tanto el director general de Pemex como su Consejo de Administración; de tal suerte que, como lo dictan las mejores prácticas de gobierno corporativo, el director general tenga la capacidad de la conducción central y estratégica de la empresa productiva, sus empresas productivas subsidiarias y filiales, así como de cualquier empresa en donde Pemex tengan directa o indirectamente capital accionario”.

Además quita el candado que impide realizar contratos con terceros para la explotación y extracción: “Pemex podrá celebrar con terceros contratos para la exploración y extracción a la que se refiere la Ley de Hidrocarburos y la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, ya sea individualmente o mediante asociación o con participación de particulares”, señala el dictamen.