Acapulco, Guerrero.- Los regidores de Acapulco tienen un plazo de 15 días para analizar el proyecto de iniciativa a la Ley de Ingresos, en el que se busca para el 2017 mandar a Buró de Crédito a los ciudadanos que adeuden el pago del predial.

En la sesión de cabildo del pasado 19 de agosto, se revisó esa medida, y se turnó a las comisiones de Hacienda y Gobernación, a fin de que se dictamine a favor o en contra, antes del 15 de octubre, fecha en que se pretende enviar al Congreso local.

Sin embargo, dicho documento entregado a los regidores de la comisión de Hacienda, no precisa los términos en los que procedería el ayuntamiento al momento de mandar a un moroso a Buró de Crédito.

También les indica a los ediles que el plan de Desarrollo Municipal 2015-2018, tiene entre sus objetivos, el crecimiento de las fuentes propias de ingreso y una nueva cultura tributaria para contar con los recursos necesarios y las condiciones de sustentabilidad que garanticen una apropiada provisión de bienes y servicios públicos.

"Para efecto de fomentar esta nueva cultura tributaria, en la que incentive el pago voluntario, se hace necesario implementar un mecanismo de control fiscal, que permita garantizar la recuperación de créditos fiscales exigibles, lo que se hará a través de la remisión de información, a las Sociedades de Información Crediticia (Burós de Crédito), que obtengan autorización", indica el proyecto.

En este tema, la regidora panista, Gloria Sierra aclaró que será la Comisión de Hacienda quien revise y emita un dictamen.

Aunque opinó en que ella no está de acuerdo con esa iniciativa porque el gobierno municipal “no es un ente crediticio” como para hacer convenios con el Buró de Crédito.

“No estoy de acuerdo en que este artículo se apruebe, mi voto sería en contra porque ya de por si la economía de los acapulqueños está muy lesionada”, dijo.

Consideró que no es la medida adecuada el enviar al ciudadano al Buró porque cada quien tiene una forma de pago, en cuanto a los bolsillos y posibilidades económicas.

Por lo que alertó que de aprobarse se estaría cometiendo una violación a los derechos humanos.

“De ninguna manera la justificación que dicen que es para crear una nueva cultura de pago. Para mi es improcedente, yo desde ahorita anuncio mi voto en contra aunque no hemos entrado al análisis”.

“No sé quién está asesorando al alcalde pero me parece grave que lo hayan introducido. Ya escucharemos al secretario de finanzas (Merced Valdovinos Diego) con sus argumentos”, apuntó.