Rusia, AFP.-La capital rusa inició este lunes una nueva y prudente etapa de su desconfinamiento, autorizando a los comercios no alimentarios a abrir y a los habitantes a pasear, pese a que el número de casos diarios de nuevo coronavirus volvió a aumentar en Moscú la semana pasada.

El presidente Vladimir Putin espera que el gobierno le someta un plan de reactivación económica hasta 2021, para hacer frente a los daños causados por la epidemia.

"Su objetivo es (...) pasar a un crecimiento perenne con un alza de ingresos para los ciudadanos" explicó a las agencias rusas el primer ministro Mijail Mishustin. Debido a la pandemia el PIB ruso puede caer este año de 5 a 6%.

Después de más de dos meses de cierre, muchos comercios vuelven a abrir y los parques de la capital son de nuevo accesibles a los moscovitas, aunque tendrán que llevar mascarilla en el espacio público. Cafés, restaurantes o cines siguen cerrados y las congregaciones siguen prohibidas hasta nueva orden.

Aunque la epidemia sigue estabilizada desde la segunda mitad de mayo, la capital sigue registrando gran número de nuevos casos, 2.297 según las cifras del lunes, con 76 muertos adicionales.

En total, toda Rusia registró 9.035 nuevos casos y 162 muertos, elevando los totales respectivos a 414.878 casos y 4.855 decesos.

Moscú contabiliza cerca de la mitad de los contagios y fallecimientos registrados en todo el país.

El alcalde de la capital rusa, Serguei Sobianin, anunció el miércoles que la ciudad empezaría el 1 de junio a reanudar su actividad, permitiendo en particular la reapertura de los comercios no esenciales.

Al borde de la quiebra

Olga, vendedora en una tienda de bolsos y joyas del barrio del metro Oktyabrskaya, se felicitaba el lunes de poder al fin volver a trabajar.

"Hemos abierto hace dos horas, y ya ve que tenemos algunos clientes. Soy optimista, creo que la gente volverá poco a poco" asegura a la AFP.

"Y el dinero volverá a circular" sonríe Olga.

Esta medida era muy esperada tras estos casi dos meses de cierre que han dejado exangües las finanzas de tiendas y comercios, pese a las medidas del gobierno de aplazar los impuestos o créditos con cero intereses.

Según un estudio publicado por el Centro de Investigación Estratégica en abril, cerca de un tercio de las empresas rusas están amenazadas por la quiebra debido a la caída de la demanda causada por la epidemia. Las empresas de comercio y servicios son las más afectadas, precisa el estudio.

Los moscovitas podrán pasear de nuevo pero según un protocolo tan complicado que ha suscitado bromas y críticas en el país. El comentarista político Alexandre Golts las tildó de "pura locura".

Los edificios de la capital tendrán las dos próximas semanas franjas horarias para que sus habitantes puedan salir a la calle: tres días por semana de 09H00 a 21H00.

Sobianin explicó que quiere evitar que las calles de Moscú se llenen de gente.

Asimismo, los mayores de 65 años podrán salir después de más de dos meses de confinamiento total.

Fecha en línea de mira

La próxima etapa del desconfinamiento de la capital rusa no se conoce aún, pero las autoridades tienen una fecha en línea de mira: el 24 de junio se celebra el desfile militar que conmemora la victoria soviética sobre los nazis, y que estaba prevista para el 9 de mayo. Para esta fecha, las autoridades rusas esperan que el confinamiento haya quedado atrás.

Al aludir a la presencia de jefes de Estado en esta ceremonia, el portavoz del Kremlin Dimitri Peskov afirmó el domingo, en una emisión televisada, que esperaba que las medidas de confinamiento hayan sido levantadas de aquí a la fecha del desfile.

"Vamos a esperar que para el desfile ya no quede prácticamente nada de este régimen" de medidas sanitarias, declaró.