De acuerdo a comerciantes y trabajadores de la zona turística de Acapulco, la celebración del Festival Aca Moto 2015, beneficiará principalmente a las grandes cadenas comerciales, debido a que los visitantes y motociclistas rara vez consumen en restaurantes y tiendas de artesanías.

Yair Hernández, comerciante de un local ubicado en el mercado de artesanías Dalia, sobre la Costera Miguel Alemán, dijo que este fin de semana “es como cualquier otro”. Agregó que, ha “venido mucha gente, pero las ventas no se han incrementado tanto”.

Cuestionado sobre los hábitos de consumo de los asistentes al Festival, Hernández comentó que no cree que consuman comida en restaurantes. Aseguró que este tipo de visitantes “llegan muy limitados” económicamente, por lo que sólo consumen “alcohol, refrescos, agua; nada más”, y refirió que los puestos de comida que se ubican a un costado del mercado Dalia “no han vendido nada”.

Según Hérnandez, los motociclistas “se dedican a comprar en Soriana, Bodega Aurrera y Oxxo”.

El día de ayer se previó una derrama económica de 200 millones de pesos por parte de la secretaría de Fomento Turístico, que aseguró que la llegada de más de 7 mil motociclistas elevaría la ocupación hotelera del puerto en niveles mayores al 75 por ciento.

Sin embargo, el señor Francisco Chávez, restaurantero de la zona turística, puso en duda la supuesta derrama económica, y señaló que ha tenido pocas ventas a pesar de la afluencia de turistas. “Derrama económica pero en los Oxxo, y en el súper solamente”, dijo, y aseguró que estos turistas sólo consumen en tiendas de autoservicio y en algunos restaurantes en la playa.

Mientras tanto, en restaurantes como Vips, El Fogón y María Bonita, se pudo ver una gran cantidad de personas consumiendo; de acuerdo a trabajadores, “la hora pico” es entre las 10 y las 12 de la mañana.

Turistas, con presupuesto limitado

En un sondeo realizado sobre la avenida Costera, visitantes y motociclistas de diversas partes de la República coincidieron en que prefieren evitar grandes gastos, y procuran consumir en tiendas de autoservicio y cadenas comerciales. Asimismo, indicaron que visitan muy poco las tiendas de artesanías.

Diana Cordero, del Distrito Federal, dice que ella y su familia únicamente han gastado 2 mil pesos, sin contar el hospedaje, y dijo que en los tres días que piensan permanecer en el puerto gastaran solamente en “bares y diversión”.

Por su parte, el señor Marco Antonio Ramírez, proveniente de la delegación Cuauhtémoc, comenta que viene a visitar por 3 días el puerto de Acapulco, y  lleva gastados alrededor de 2 mil pesos "en tan solo 2 días", mismos que ha utilizado en tiendas de auto servicio y en la playa.

Finalmente, Paola González Medina, originaria de la delegación Álvaro Obregón, afirmó que de los 6 mil pesos que suele gastar cuando visita el puerto, los reparte entre el hospedaje, “comprar en Oxxo y comer en Woolworth Restaurante”. Redacción.