México.- Uno de los 11 integrantes de la "Tropa del Infierno" perteneciente al Cártel del Noreste (CDN), que fueron abatidos ayer por la Policía de Tamaulipas en Nuevo Laredo, era "Juanito Pistolas", un joven sicario de apenas 16 años de edad.

Tan pronto se supo de su muerte, rápidamente corrió la noticia en redes sociales de que "Juanito Pistolas" había sido detenido por la Fuerza Tamaulipas anteriormente en el año del 2015. Pero fue puesto en libertad por tener en ese entonces tan solo 13 años.

El niño sicario resultó ayer decapitado debido a las ráfagas de disparos que intercambiaron los integrantes del Grupo de Operaciones Especiales del Centro de Análisis, Información y Estudios de Tamaulipas (CAIET) con la "Tropa del Infierno", a la que pertenecía el menor de edad, famoso en la zona por haber llegado tan joven al crimen organizado.

juanito pistolas sicario 3

Era tal su fama, que en redes sociales circulan unos videos de narco rap dedicados a él. Uno de ellos es llamado "Comandante Chikitín", donde se hace alusión a que ingresó a las filas del CDN como sicario desde los 13 años.

"No importa la edad para andar aquí jalando, yo soy un chavalo pero aquí ando laborando. 'Juanito Pistolas', así me han apodado", dice el coro de la canción compuesta en su honor y que ronda en internet.

El director de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), Juan Martín Pérez García, explicó que los grupos criminales reclutan a niños, adolescentes y jóvenes para cometer delitos como el secuestro, pues los consideran desechables.Sin embargo, les hacen sentir importantes y con poder, elementos suficientes para que se unan con orgullo a sus filas.

Indicó que los niños y adolescentes reclutados para cometer delitos tienen la característica de estar en situación de desprotección y una vez enganchados se vuelven más vulnerables.

Los presuntos delincuentes vestían uniforme militar y según los primeros reportes intentaron emboscar a los efectivos del CAIET cerca del aeropuerto de la ciudad.

juanito pistolas sicario

El grupo de supuestos sicarios que atacaron a elementos estatales a bordo de una camioneta RAM con placas de Texas, Estados Unidos, pertenecían al mencionado mismo grupo que hace un par de días agredió a policías en diferentes hechos en la misma localidad.

Las imágenes que circulan en las redes sociales de los hombres abatidos son muestran la violencia extrema del enfrentamiento con la policía.