El alcalde electo de Tlapa de Comonfort por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Javier Morales Prieto falleció esta madrugada en el Hospital del Niño y la Madre Indígena, luego de que sufriera un paro cardiorrespiratorio.

Según testigos, el político había llegado a su casa pasada la media noche, tras un festejo organizado por simpatizantes a quienes les había agradecido el apoyo durante su campaña, y fue entonces cuando señaló que se sentía mal. No obstante, a pesar de recibir atenciones en el hospital, murió alrededor de las 02:00 horas de este jueves.

No es la primera vez que el priísta padecía de estos problemas físicos, que se conocen desde al menos tres años atrás, por lo que versiones indican que durante los meses de campaña, antes de la jornada electoral del 7 de junio, su enfermedad ya se venía complicando.

Fuentes extraoficiales señalan que su cuerpo no será trasladado al Servicio Médico Forense de Chilpancingo, sino que se celebrará una misa el día de hoy y será cremado en Puebla.

El delegado de la Secretaría de Gobernación en Guerrero, Erick Castro, confirmó que en las primeras horas de este jueves familiares de Morales Prieto lo trasladaron al Hospital del Niño y la Madre Indígena, ubicado en el municipio de Tlapa.

Sin embargo, ya nada se pudo hacer porque el funcionario falleció al ingresar al citado nosocomio.

El funcionario federal agregó que ante esta situación, asumiría como presidente suplente la alcadía el priista Jesús Noé Agundiz García.

El gobierno del estado informó la muerte de Morales Prieto a través de un mensaje de Twitter.

También el gobernador electo de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, lamentó el descenso y externó sus condolencias a través de la misma red social:

Morales Prieto ganó las elecciones del pasado 7 de junio con más del 47 por ciento de los votos, sobre su contrincante más cercana, Silvia Orfelina Vazquez Paz, del PRD, que logró el 16 por ciento.

El priísta pertenecía al grupo político encabezado por los diputados federales de su partido, Manuel Añorve Baños y Manlio Fabio Beltrones.

El 28 de marzo de 2006, cuando era candidato del PRI a diputado federal, fue apuñalado por un sujeto desconocido que se dio a la fuga, por lo que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente.