#Oh-La-La

Muere el cineasta Milos Forman a los 85 años

Su padre, miembro de la resistencia, murió en el campo de concentración nazi de Buchenwald y su madre falleció en Auschwitz.

Por Redacción, 2018-04-14 11:18

México, AFP.-El cineasta Milos Forman, quien falleció el viernes a los 86 años, fue uno de los directores de una ola de libertad y protesta en la Checoslovaquia comunista de los años 1960, antes de huir de su país y triunfar en Hollywood.

Nacido en el seno de una familia protestante en la localidad de Caslav, el 18 de febrero de 1932, la vida del doble ganador del Óscar, cuya obra se concentra en personajes insumisos que sufren todo tipo de opresión, estuvo marcada por la Segunda Guerra Mundial.

Su padre, miembro de la resistencia, murió en el campo de concentración nazi de Buchenwald y su madre falleció en Auschwitz.

Forman recordaba la última vez que vio a su padre: cuando tenía siete años lo sacaron de clase para verlo escoltado por dos miembros de la Gestapo. Su padre le entregó un sobre para su madre y le dijo: “Dile que todo está bien, que volveré”. Nunca regresó.

Tres años después, la Gestapo entró en su casa mientras Forman estaba en la cama.

“Mi madre vino y me miró con miedo en los ojos. Sabía que era la Gestapo. Después ella desapareció. La casa estaba en silencio. Yo estaba solo”, rememoraba.

– Su estrategia, la diversión –

Fue el primer episodio dramático de una vida llena de sorpresas, como el descubrimiento en 1964 a través de una mujer que conoció a su madre en Auschwitz de que su padre biológico en realidad era un arquitecto judío que vivía en Ecuador.

Forman falleció el viernes rodeado de su familia tras una breve enfermedad, dijo su esposa.

“Martina Forman me informó esta mañana que Milos falleció en el hospital de Danbury, cerca de su casa en Warren, en Connecticut”, dijo a a AFP su agente y amigo Ennis Aspland.

Durante los años 1960 Forman se posicionó como director de la disidente Nueva Ola checa, con tres comedias clásicas: “Pedro el negro”, “Los amores de una rubia” y “¡Al fuego, bomberos!”.

Forman, que trabajaba con actores no profesionales, contó en una ocasión que su estrategia al rodar películas era que todo el elenco debía divertirse.

Al recordarlo este sábado en Twitter, el actor español Antonio Banderas describió a Forman como un “genio de la cinematografía y maestro del retrato de la condición humana”.

“¡Al fuego, bomberos!” fue producida por el magnate italiano Carlo Ponti, pero cuando se le mostró la versión final, Ponti se negó a pagar los 80.000 dólares prometidos (una suma astronómica en aquel momento) y consideró la cinta una parodia trivial.

Forman acabó convenciendo al productor francés Claude Berri para que comprara los derechos de la película, que estuvo prohibida en Checoslovaquia por burlarse de la clase trabajadora hasta la caída del comunismo, en 1989.

En agosto de 1968, unos días antes de la represión soviética que siguió a la revuelta de la Primavera de Praga, Forman salió de Checoslovaquia con dirección a Francia y unos meses después se mudó a Estados Unidos, donde obtuvo la nacionalidad en 1977. No regresó a su país hasta 1983, cuando ganó la oscarizada “Amadeus”, un biopic de Mozart.

La primera película de Forman en Estados Unidos, “Juventud sin esperanza” (1971) también se rodó con actores no profesionales pero no logró impresionar a la audiencia no europea.

Su siguiente película, “Alguien voló sobre el nido del cuco” o “Atrapado sin salida” (1975), protagonizada por Jack Nicholson, fue un éxito de crítica y audiencia, y le valió a Forman su primer Óscar como mejor director.

A continuación llegaron “Hair” (1979), un musical sobre hippies opuestos a la guerra de Vietnam, y “Ragtime” (1981).

En 1983 Forman rodó “Amadeus” con un elenco estadounidense en una Praga aún controlada por los comunistas, por la que fue recompensado con un segundo Óscar a mejor director. En total, fueron ocho estatuillas de 11 nominaciones.

“Un director es un poco de todo, un poco escritor, un poco actor, un poco editor, un poco diseñador de vestuario”, dijo Forman una vez.

Forman también firmó “Valmont” (1989), “El escándalo de Larry Flint” (1996), “Man on the Moon” o “El lúnático” (1999) y “Los fantasmas de Goya” (2006).

El director estuvo casado con las actrices Jana Brejchova y Vera Kresadlova, con quien tuvo gemelos, Matej y Petr, antes de salir de Checoslovaquia.

En 1999 se casó con la guionista Martina Zborilov, con quien volvió a tener gemelos, Andrew y James.

#Oh-La-La

Reina Isabel celebra sus 92 años con un concierto repleto de estrellas

Kylie Minogue, Sting, Ladysmith Black Mambazo y Shaggy fueron algunos de los artistas que se presentaron, junto con estrellas del cine y el teatro.

Por Redacción, 2018-04-23 13:43

Londres, (Reuters) – La reina Isabel de Inglaterra, la monarca más longeva en funciones del mundo, asistió el sábado a un concierto colmado de estrellas para celebrar su cumpleaños número 92.

El cantante Tom Jones abrió el show con su éxito “It’s Not Unusual” poco antes de que Isabel apareciera en el palco real del Albert Hall de Londres, rodeada de su familia.

Kylie Minogue, Sting, Ladysmith Black Mambazo y Shaggy fueron algunos de los artistas que se presentaron, junto con estrellas del cine y el teatro.

Al final de la noche, Isabel subió al escenario con su hijo, el príncipe Carlos, quien bromeó que su madre no podría haber imaginado en 1948, cuando él nació, que décadas más tarde a los 92 años iba a estar compartiendo un escenario con su hijo de 70.

El evento es un quiebre en la tradición de la reina, quien usualmente pasa su cumpleaños en privado y con pocas celebraciones públicas, aunque hubo festejos a nivel nacional cuando cumplió 90 años.

El concierto marca el final de una semana en la que representantes de 53 países llegaron a Londres para la Reunión de Jefes de Gobierno de la Mancomunidad de Naciones y cuenta con artistas de la red de antiguas colonias británicas. La reina es la jefa de la Mancomunidad de Naciones, o Commonwealth.

La principal beneficiaria del evento del sábado, transmitido en vivo por las emisoras de radio y televisión de la cadena británica BBC, será la entidad caritativa The Queen’s Commonwealth Trust, de la que el príncipe Enrique, nieto de Isabel, fue designado presidente esta semana.

Isabel nació el 21 de abril de 1926 y se convirtió en reina en 1952 a los 25 años. Lleva más de 66 años al frente de la monarquía británica.

#Oh-La-La

Luisito Rey le daba cocaína a Luis Miguel: Sergio Riesenberg

“Luisito Rey empieza a explotar a este niño (Luis Miguel), yo estuve con ambos en el Hotel O’Higgins y vi como trataba a Luis Miguel. No le pegaba, pero por Dios que le gritaba”, sostuvo Riesenberg.

Por Redacción, 2018-04-22 12:02

México, Notimex.-El histórico director del Festival de la Canción de Viña del Mar, Sergio Riesenberg, aseguró que Luisito Rey, padre de Luis Miguel, le dio droga al cantante cuando tenía 14 años.

En el programa matinal “Bienvenidos”, de la televisora Canal 13, el hombre a cargo de la dirección televisiva del festival musical reveló que durante la primera visita de Luis Miguel a Viña, en 1985, fue testigo de esta situación. “Luisito Rey empieza a explotar a este niño (Luis Miguel), yo estuve con ambos en el Hotel O’Higgins y vi como trataba a Luis Miguel. No le pegaba, pero por Dios que le gritaba”, sostuvo Riesenberg, director del certamen chileno entre 1981 y 1990. Agregó que “a los 13, 14 años, la edad que yo lo traje (a Viña), porque me lo habían ofrecido un año antes al Festival, pero yo lo encontré muy chico, le daba cocaína.

Lo digo responsablemente y a prueba de desmentido (…) Para estimularlo”. Por otra parte, Riesenberg señaló que en ese mismo año y tras una discusión muy violenta entre Luis Miguel y Luisito Rey, este último dejó de representar a su hijo y “ahí entra en escena un argentino que pertenecía al grupo los TNT, que fueron bastante famosos”.

El argentino, de apellido McClure “manejó comercialmente a Luis Miguel por muchos años. No lo trataba mal, pero a un niño de 14 años no puedes hacerlo trabajar en la forma que McClure hacía trabajar a Luis Miguel”, comentó Riesenberg. “Demasiados conciertos, viajes.

Una noches estábamos comiendo con Ana María, cuando estaba casado con ella, y Luis Miguel me decía ’Sergio, yo conozco supuestamente miles de países, he viajado por todo el mundo, pero la verdad es que solo conozco los hoteles y las meretrices que me ponen en la pieza”.

Recordó el exdirector del Festival. Riesenberg fue quien recibió a Luis Miguel en Chile, quien ha visitado en cinco oportunidades el Festival de Viña, con su primera presentación en 1985, con solo 14 años, ya era un éxito de taquilla y fue un verdadero fenómeno.

En su primera presentación en la Quinta Vergara gatilló el fervor entre las chilenas. “La chica del bikini azul” fue uno de los éxitos con que conquistó al público en 1985 del anfiteatro natural de Viña del Mar, distante 120 kilómetros al norponiente de Santiago.

#Clickeando

“Tramposos con suerte” llega hoy a cines

Los protagonistas confiaron en que a las personas les guste el filme, se sientan identificadas y sobre todo la disfruten mucho.

Por Redacción, 2018-04-20 13:34

México, Notimex.-Como una comedia romántica de enredos, con una mezcla importante de situaciones y de personajes que se terminan entrelazando, es como parte del elenco de “Tramposos con suerte” definió esta comedia que hoy viernes 20 de abril llega a las salas de cine.

En entrevista con Notimex, Osvaldo de León, quien interpreta el papel de “Pepe”, indicó que la historia trata de los sueños y de la crisis que obliga o empuja a la gente a hacer cosas que a lo mejor no quiere hacer, lo cual puede darse en cualquier trabajo.

La cinta dirigida por Joel Núñez, cuenta la historia de dos actores fracasados: “Pepe” y “Paco” (Guillermo Iván), quienes sueñan con montar su propia obra de teatro, pero al quedar desempleados y con deudas, optan por convertirse en impostores, para lo cual involucran a otra amiga, “Sofía” (Ana Layevska).

“La película toca esos temas y en este caso están estos actores que empiezan a estafar y hacer cosas ilegales, que en el caso de mi personaje es tan ambicioso y egoísta, que no le importa destruir la familia de su amigo”, indicó Osvaldo. Agregó que el papel de “Victoria” (Viviana Serna) es la historia de amor de “Pepe”.

Ya cuando la conoce él le mintió, porque es un personaje que está creando para la estafa, y en general, toda la historia contiene mentiras, amor, desamor, coraje, como se ve en Shakespeare. “Hay otras personas que ya vienen dañadas desde más jóvenes, como es el caso de mi personaje que ya sabe lo que hace y sabe su profesión, y se encuentra con personajes que lo desafían de alguna manera y ahí arranca todo”, explicó por su parte Ramiro Fumazoni, quien hace el papel antagónico de “Carlos”.

Los actores reflexionaron que muchos llegan a hacer cosas que no son las correctas y sufren las consecuencias, y que todo lo que se ve en la película eventualmente se ha visto en la vida real; en su caso, compartieron que varias veces estuvieron en la disyuntiva de continuar sus carreras o desertar. “La película es muy dinámica, sientes la vibra de la Ciudad de México, cómo andamos de aquí para allá corriendo”, afirmó Viviana Serna, quien explicó que en ella se muestran museos, hoteles, las calles como Reforma, es decir, tiene mucha fotografía.

Los protagonistas confiaron en que a las personas les guste el filme, se sientan identificadas y sobre todo la disfruten mucho, además de que lleva a reflexionar. Adelantaron que termina abierta, por lo que podría haber una segunda parte. Por otra parte, tanto Ramiro Fumazoni como Viviana Serna, originarios de Argentina y Colombia, respectivamente, destacaron las oportunidades que les ha brindado México en su carrera como actores.

“La apertura al mundo es la televisión mexicana, sobre todo, te abre al mundo, te potencializa e internacionaliza muchísimo, por eso decidimos también vivir aquí, tener hijos mexicanos… amo esta patria”, aseguró Fumazoni. Recordó que hace tiempo tuvo la oportunidad de hacer una telenovela (“Tres veces Ana”) con Angelique Boyer, quien es una actriz muy querida, y Sebastián Rulli, la cual se vio en muchos lugares; además, confesó que creció viendo “El Chavo del 8” y las novelas de Verónica Castro.

“Artísticamente México es un país muy inspirador, y yo siento y siempre he visto a México como de donde salen las venas para Latinoamérica, un punto muy central, y te inspiras de mil maneras en todas las ramas artísticas.

Es un país muy generoso en cuanto a los extranjeros”, afirmó Viana. Osvaldo de León mencionó en cuanto a los proyectos que tiene, que ya terminó la novela “Sin tu mirada”, y ahora viene una película que se estrena este año, “Welcome to Acapulco”, donde de nueva cuenta comparte créditos con Ana Layevska, con una productora que hace mucho contenido en inglés, pero trata de hacer cosas de México, como proyectos tipo “crossover”.

“Estamos haciendo otra que se llama ‘The last rumba’, la mitad en Cuba, la mitad en Nueva York. Ana también va para allá y estamos en esos proyectos, enfocados ahí, eso es lo que viene para mí”, concluyó.