México.-El Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) lamentó el fallecimiento de Gerardo Ernesto Carreón Olvera, quien era miembro de la comunidad estudiantil “hasta el año pasado”, como refiere el Tecnológico por medio de un tiut que publicó el pasado 11 de febrero.

La institución publicó en Twitter un comunicado en donde externa sus condolencias lamentando el fallecimiento de su estudiante Ernesto Carreón.

“Lamentamos esta sensible pérdida que nos llena de dolor y externamos nuestras condolencias y todo el apoyo a sus familiares y amigos”, declaró el Tecnológico en el comunicado.

También mencionó que por respeto a la familia: “Consideramos que es su prerrogativa brindar la información que considere pertinente en referencia a esta situación”.

En tanto, terminó diciendo a la comunidad del ITAM “que si necesita o conoce a alguien que requiera apoyo emocional, no dude en ponerse en contacto con la Dirección de Asuntos Estudiantiles”.

En diciembre de 2019, se dio a conocer por medio de redes sociales la muerte de Fernanda Michua Gantus, estudiante del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). La institución lamentó, a través de un comunicado, su fallecimiento e informó que solicitó a directivos y profesores "recibir y canalizar a alumnos de carácter emocional".

Entonces, estudiantes e integrantes de esa casa de estudio reclamaron la carga de trabajo que hay en la institución y advirtieron sobre la necesidad de cuidar la salud mental de los alumnos; utilizaron en redes sociales el hashtag #ITAMDateCuenta.

"Ernesto manifestaba el estrés a tope, se sentía muy presionado por la escuela, por la exigencia, es algo que manifestaba él y nos comunicaba que muchos de sus compañeros también sentían”, relató su hermana, Fernanda Tenorio tras acudir al homenaje que se hizo al joven en el plantel educativo.

Por su parte, su madre expresó que lo que llevó a esta situación es que él reprobó un examen.

Este era decisivo para continuar o no en la escuela, estaba bajo condicionamiento, si el no pasaba la materia, tendría que volver a recusarla, lo que lo presionaba aún más”.

No queremos más otra familia que tenga el corazón destrozado, mi hijo quería al ITAM, mi hijo amaba al ITAM, pero en el ITAM existen algunas autoridades que piensan que la exigencia académica que imparten es sinónimo de presionar y a los alumnos provocarles ansias, y creo que están totalmente equivocadas”, dijo Gerardo Carreón Valdez, padre de Ernesto.

Por otro lado, el ITAM aseguró que Ernesto no estaba inscrito como alumno en este semestre que se quitó la vida y fue miembro hasta el año pasado.