Katie May subió su última fotografía a su cuenta de Instragram en primero de febrero, “Maravilloso lunes” era su pie de foto. Horas más tarde, sintió un dolor en el cuello, por lo que se hospitalizó. Los médicos le diagnosticaron una arteria carótida bloqueda. Tuvo un derrame cerebral que la dejó en coma. Este jueves por la noche fue desconectada de su respiradero artificial y murió.

instagram0

A sus 34 años, May era considerada “la reina de Snapchat”, y su cuenta de Instagram tenía casi dos millones de seguidores. Posó para revistas como Playboy, antes de convertirse en una exitosa empresaria.

Ahora ha dejado a una niña de 7 años, llamada Mia. Como era madre soltera, la menor ha quedado sin sustento. Por eso la familia ha creado una cuenta para donaciones en GoFunMe, que ya ha recaudado poco más de 10.000 dólares.

"Cualquiera que haya tenido la suerte de conocer a Katie fue verdaderamente bendecido, pues ella tenía un increíble corazón, mente y espíritu".

"Fue una luz de inspiración y guía para tantas personas en este mundo. Por favor ayúdennos donando dinero para ayudar a su hija y mejor amiga Mia", se lee el mensaje en la página de donaciones.

instagram