EFE.- Al menos cuatro civiles murieron hoy, entre ellos tres miembros de la misma familia, en un ataque con misiles contra Jan Shijún, localidad en el norte de Siria controlada por los rebeldes, informaron activistas.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó de que los fallecidos son un hombre, su esposa y su hijo, además de otro menor de edad.

El Observatorio detalló que las fuerzas del Gobierno sirio atacaron Jan Shijún y sus alrededores con 17 misiles.

La Defensa Civil Siria, grupo también conocido como los Cascos Blancos, también informó del ataque a través de Twitter y confirmó que causó la muerte a cuatro civiles y heridas a "muchos otros", aunque no precisó su número.

Según el Observatorio, las fuerzas gubernamentales también lanzaron ataques de artillería contra posiciones rebeldes en las localidades de Talamnas, Al Sajr, Hasraya, y Allatamne.

Estas poblaciones forman parte de la zona desmilitarizada acordada entre Rusia y Turquía para separar a las tropas gubernamentales y a los grupos rebeldes que dominan la provincia de Idlib y sus alrededores.

La agencia oficial SANA informó de que el Ejército sirio disparó fuego de artillería contra posiciones del Organismo de Liberación del Levante, la antigua filial de Al Qaeda, en respuesta a disparos de francotiradores de este grupo.

Según la fuente, los disparos de la artillería gubernamental causaron bajas en las filas del grupo terrorista en la zona de la localidad de Qalqat al Madiq y Babolin.

Las hostilidades han aumentado en los últimos días en la zona desmilitarizada, que está en vigor desde el 17 de septiembre.

Rusia, principal aliado del presidente sirio, Bachar al Asad, advirtió hace dos semanas de que la situación en Idlib se deteriora rápidamente porque el las milicias asociadas a la ex filial de Al Qaeda han extendido su influencia en la región, al expulsar de allí a representantes de la oposición moderada.