México.-El ejército sirio sigue recuperando terreno en la región de Idlib, al noroeste del país, donde al menos 10 civiles murieron el jueves en bombardeos rusos cerca de una clínica, una información desmentida por Moscú.

Moscú, aliado del régimen de Bashar Al Asad, negó haber efectuado los ataques nocturnos contra la localidad de Ariha, en la provincia de Idlib.

"La aviación rusa no llevó a cabo ninguna misión de combate en esta región de Siria", afirmó un comunicado del ministerio ruso de Defensa.

Los muros de la clínica Al Shami fueron alcanzados por los bombardeos. El centro quedó inoperativo, señalaron corresponsales de la AFP en el lugar.

Tufic Saado, un conductor de ambulancias de la clínica, se encontraba en el interior del edificio cuando tres ataques cayeron el sector. "Los heridos yacen delante del establecimiento médico", dijo a la AFP.

Un médico, cubierto de polvo, salió gritando de la clínica. Cerca del centro, tres edificios se derrumbaron.

Entre los escombros, se oyen gritos de mujeres y niños, mientras los socorristas intentan encontrar a supervivientes, según un corresponsal de la AFP.

- 21 civiles muertos en 24 horas -

Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), al menos cinco mujeres figuran entre las víctimas mortales.

Este balance eleva a 21 el número de civiles muertos en bombardeos de la aviación rusa en la región de Idlib en las últimas 24 horas, indicó el OSDH.

Las fuerzas gubernamentales se hicieron con el control el miércoles de la estratégica Maaret Al Numan, la segunda mayor ciudad de la provincia de Idlib, y sigue avanzando para recuperar la región, dominada por los yihadistas de Hayat Tahrir Al Sham (HTS, antigua rama siria de Al Qaida).

En esta región, y en los territorios adyacentes de las provincias de Alepo, Hama y Latakia, se encuentran otros grupúsculos yihadistas y diversas facciones de la oposición armada.

Las fuerzas del régimen avanzan actualmente al norte de Maaret Al Numan hacia la localidad de Saraqeb, casi totalmente desertada tras los bombardeos.

Saraqeb está situada en la autopista M5, una vía estratégica que conecta Damasco y Alepo, segunda ciudad siria y otrora pulmón económico del país, que las fuerzas gubernamentales buscan recuperar.

A 5 km de Saraqeb

Los combates con los grupos yihadistas y rebeldes de la región tiene lugar actualmente a menos de 5 km de Saraqeb, indicó el OSDH.

La importancia estratégica de Saraqeb se basa en que también está en el cruce entre la M5 y otra autopista crucial (M4), entre Alepo y la ciudad costera de Latakia.

El régimen quiere recuperar estos dos principales ejes comerciales. Unos 50 km de la M5 siguen fuera del control del régimen, según la OSDH.

Tras meses de bombardeos y combates, las fuerzas del régimen controlan ahora más del 40% de la provincia de Idlib.

Tras sumar victorias contra los insurgentes con el apoyo de la aviación rusa en estos últimos años, el régimen controla actualmente más del 70% del territorio nacional.

Desde diciembre, más de 388.000 personas huyeron de sus casas en la región de Idlib, según la ONU, 20.000 de ellos en los últimos dos días.

El conflicto en Siria, que empezó en marzo de 2011 con la represión de manifestaciones prodemocracia, ha dejado más de 380.000 muertos y millones de desplazados.