Chilpancingo, Guerrero.- En los últimos 11 meses han muerto 18 indígenas guerrerenses al intentar cruzar la frontera con Estado Unidos para buscar empleo, informó el secretario de Asuntos Indígenas y Comunidades Afromexicanas del gobierno del estado, Gilberto Solano Arriaga.

En entrevista con Bajo Palabra al concluir la inauguración del módulo de nulidad de dobles registrados de nacimiento en Chilpancingo, Solano Arriaga, dijo que es preocupante la situación que enfrentan 12 mil indígenas que emigran de la entidad a los estados del norte del país para trabajar de jornaleros.

“Prácticamente llevamos nosotros un aproximado de 18 indígenas que han muerto en Estado Unidos, y que hemos dado ese acompañamiento de traslado, y todos los trámites gratuitos”, dijo.

Sin dar detalles de sus muertes, el funcionario dijo que los indígenas fallecieron al intentar cruzar la frontera con el vecino país.

Las víctimas, dijo, son de la región de La Montaña, principalmente de los municipios de Xalpatláhuac, Alcozauca, Copanatoyac, Zapotitlan Tablas, Cualac, “mucha gente emigra”.

Dijo que las 18 muertes se han registrado durante el periodo que lleva al frente de la Secretaría, a las familias de las víctimas les han dado acompañamiento y se coordinan con la Secretaría de Relaciones Exteriores, y hacen los trámites de manera gratuita.

Cuestionado sobre la muerte de 18 indígenas en los últimos 11 meses, argumentó que no sólo Guerrero presenta la falta de oportunidades sino en todo el país, y justificó que es un problema histórico.

Sin embargo, reconoció que es preocupante la situación que viven los indígenas que emigran al norte del país para trabajar como jornaleros.

Sostuvo que son un total de 12 mil indígenas de los 19 municipios de la región de La Montaña, así como de Chilapa y Ometepec, en la Costa Chica, quienes viajaban a los estados de Sinaloa, Chihuahua, Zacatecas y el Estado de México.

Asegura que están realizando mesas de trabajo con otros funcionarios del estado, para ver cómo hacen responsables a los gobiernos donde llegan los indígenas a trabajar como jornaleros.

“Tenemos que ver con los otros gobiernos cuál es su responsabilidad que tiene que ocupar (con los indígenas) porque la mano de obra de los jornaleros es parte del desarrollo de sus estados, y tenemos que ver cómo ellos se ocuparán para hacerse responsable”, dijo