México, AFP.-Al menos cuatro personas murieron y más de diez resultaron heridas el miércoles en Mogadiscio, en un atentado con coche bomba perpetrado cerca del parlamento, que fue reivindicado por el grupo islamista Al Shabab.

El coche estaba junto a otros vehículos en un control de seguridad en la carretera Maka Al Mukarama, cerca de la zona de Sayidka, donde está el parlamento, anunció la policía somalí.

El atentado fue reivindicado por este grupo islamista afiliado a Al Qaida y que llevó a cabo recientemente otros ataques como el del domingo contra una base militar en Kenia, donde también hay presencia estadounidense.

"La carga estaba dentro del vehículo", dijo a la AFP Adan Abdullahi, un policía. "Las fuerzas de seguridad creen que como no lograba pasar el control el kamikaze se hizo estallar".

"Había otros vehículos en la cola que esperaban cuando tuvo lugar la explosión", añadió la misma fuente. "La información inicial de la que disponemos indica que cuatro personas murieron y más de diez resultaron heridas".

Tras la explosión apareció una espesa nube de humo negro en el cielo de Mogadiscio. El estruendo se escuchó a varios kilómetros a la redonda.

Abdirahman Mohamed, un testigo que estaba en una tienda de alimentos cerca del lugar de la explosión, aseguró haber visto "los cuerpos de varias personas muertas por esquirlas en sus vehículos".

El responsable de finanzas del ministerio de Derechos de la Mujer y Derechos Humanos, Bile Ismail, es uno de los fallecidos, confirmó a la AFP un antiguo colega y miembros de su familia.

"Hemos perdido a un hermano y a un buen amigo en la explosión de esta mañana", declaró un exalto funcionario de este ministerio. "Estaba sentado en un coche que hacía cola en la barricada cuando ocurrió la explosión, y su cuerpo resultó gravemente quemado".

- Un verdadero caos -

El grupo Al Shabab lleva a cabo con frecuencia ataques con coches bomba en Mogadiscio en su intento de derrocar al gobierno somalí, apoyado por la comunidad internacional y por los 20.000 hombres de las fuerzas de la Unión Africana (Amisom).

Los islamistas fueron expulsados en 2011 de Mogadiscio pero siguen controlando amplias zonas rurales.

A pesar de los esfuerzos internacionales para derrocar al grupo, los rebeldes islamistas llevaron a cabo el 28 de diciembre uno de los atentados más graves en Somalia de la última década, cuando la explosión de un coche bomba en la capital dejó 81 muertos.

El domingo pasado atacaron una base militar en el sureste de Kenia, cerca de la frontera somalí, en la que murieron tres estadounidenses.